viernes, 17 de junio de 2016

Mercadona, la marca blanca de la precariedad laboral

Por Arsen Sabaté| @ArsenSabate
Mercadona se mantiene como segunda empresa española con mayor reputación a costa de vulnerar los derechos laborales y la persecución sindical.
La cadena de supermercados Mercadona repite por tercer año consecutivo en los primeros puestos del ranking de las empresas españolas con mejor reputación corporativa. Se sitúa en segunda posición entre otros dos gigantes como son Inditex y el banco Santander. Por su parte, el presidente de la empresa Juan Roig, lidera el ranking de los grandes empresarios mejor valorados.
Sin embargo, lejos de tanta pomposidad empresarial, Mercadona es también empresa líder en vulnerar los derechos laborales, sumiendo a sus propios trabajadores y trabajadoras en la más vergonzosa precariedad.
Según se ha podido saber estos días, Mercadona obliga a sus empleadas y empelados a firmar un acuerdo, de dudosa legalidad, donde se comprometen a no criticar a su empresa bajo amenaza de sanción. “El incumplimiento de alguno de los términos del presente acuerdo conllevará el abono en concepto de daños y perjuicios que se ocasionen o pudieran ocasionar por la cantidad de 3000 euros”. Es más, cualquier empleado que quiera interponer algún tipo de acción judicial en contra de la empresa, se arriesga también a ser sancionado de la misma forma.
No obstante, el liderazgo contra las condiciones laborales de la empresa de Juan Roig viene de lejos. En 2014 ya se hizo público otra de las políticas de empresa: la presión a la que son sometidos los trabajadores para evitar cojer bajas por enfermedad. Multitud de trabajadores se quejaron de que la empresa impedía acudir a los empleados a la mutua o al médico de cabecera para que se les preescribieran la bajas médicas. A lo sumo, se concedía “días de descanso” sin derecho a percibir la parte proporcional del salario y bajo la presión y vigilancia diaria del médico de empresa.
Sin duda, toda una política de empresa que ha conseguido amasar millonarios beneficios, convirtiendo a Juan Roig en el dueño de uno de los mayores y prosperos emporios del Estado español. Todo a costa, por supuesto, de profundizar en la precariedad y la merma de condiciones laborales para los trabajadores.
Una precariedad que viene intensificándose con la entrada en vigor de las últimas reformas laborales del PSOE -2010- y el PP -2012-, de las que los empresarios no solo han obtenido despidos a bajo coste, destrucción de convenios, rebajas salariales y cientos de ERE’s, amén también de los miles de puestos de trabajo destruidos, sino la oportunidad también de tener manga ancha para imponer a su antojo políticas que incurren en fraude de ley como son las clausulas que impiden cualquier crítica a la empresa bajo amenaza de sanción económica.
Por otra parte, la empresa Mercadona viene facilitando también la persecución sindical. El sindicato de CGT denuncia que en pleno periodo electoral en la empresa, ésta ha dado vía libre para que los sindicatos mayoritarios en Jaen -CCOO y UGT- amedrentaran a los componentes de la lista de CGT con el único objetivo de tirar abajo la candidatura, utilizando falsedades, insultos y mentiras para infundir el miedo entre los trabajadores que avalaban la candidatura. Todo un atentado a los derechos fundamentales de libertad sindical que la empresa ha dejado pasar de buena gana.
Como vemos, tras la imagen de empresa lider que ofrece Mercadona, se oculta el secreto de la verdadera “marca blanca” de la precariedad laboral, la vulneración de los derechos laborales y la persecución sindical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario