martes, 14 de junio de 2016

El neoliberal presidente del Banco de España, una vergüenza

Por Edmundo Fayanás Escuer

Lo que plantea Linde para España es hacernos competir con los países pobres a nivel de salario, esto es, llevarnos a la miseria. El modelo que nos plantean los conservadores españoles es el de homologarnos a países como Bangla Desh o Vietnam…

 El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, recordando en junio de 2014 que el déficit público debe recortarse en 55.000 millones antes de 2017      Por Edmundo Fayanás Escuer
Si estudiamos los últimos años del Banco de España, reconoceremos que ha sido uno de los períodos más negros y vergonzosos de su ya dilatada historia. Han sido sus presidentes Fernández Ordoñez y Luis María Linde.
La gestión de Linde (PP) está en la misma línea que su antecesor  Fernández Ordoñez (PSOE), donde únicamente se han preocupado de impartir doctrina neoliberal en vez de dirigir y gestionar el Banco de España.  Linde al igual que Fernández Ordoñez, siguen sin enterarse de lo que sucede en el sistema privado español.
Hablar de Fernández Ordoñez es entrar en un agujero negro por su gestión. Se dedicó a pontificar sobre la política económica que debía hacer el gobierno, toda ella marcada por su radicalismo neoliberal, con propuestas como bajadas de impuestos, potenciar los impuestos indirectos, bajada de salarios, despido libre y pensiones privadas.
Su labor debía ser la de gestionar el Banco de España, pero de ella solo se puede hablar que fue una catástrofe, pues una de sus misiones era controlar el sistema bancario, lo cual no hizo, ya que no se enteró  de la caótica situación de las Cajas de Ahorro y de los bancos, que nos ha costado a grosso modo unos 300.000 millones de euros a todos los españoles.
Gestionó de manera pésima la reestructuración bancaria con sus llamadas fusiones frías, y nunca puso a los gestores bancarios en su sitio para que asumieran sus responsabilidades, de forma que estos se han ido de rositas, llevándose en muchos casos indemnizaciones millonarias.
Le sustituye Luis María Linde nombrado por el Partido Popular y cuyo neoliberalismo extremo es bien conocido.  La máxima que desarrolla es privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.   Su gestión está en la misma línea que su antecesor Fernández Ordoñez.
¿Saben cuál es la realidad de los grandes bancos españoles: Santander, BBVA, Caixa? ¿Por qué tiene prisa en privatizar las cajas rescatadas como Bankia, BMN… con pérdidas para las arcas públicas?
Recientemente acaba de realizar Linde unas declaraciones que desde mi punto de vista lo inhabilitan para estar al frente de un organismo tan respetable como el Banco de España.
¿Qué ha dicho?
Su análisis parte de la falta de competitividad de la economía española.   Para solucionarla plantea como única salida la bajada de los salarios.   Es la misma fórmula que plantean los economistas del BBVA, es decir según sus análisis, los españoles ganamos demasiado.
Lo que plantea Linde para España es hacernos competir con los países pobres a nivel de salario, esto es, llevarnos a la miseria.   El modelo que nos plantean los conservadores españoles es el de homologarnos a países como Bangla Desh o Vietnam…
Linde se olvida que la competitividad de un país como España debería estar en el I+D+I y en la educación.   Nunca oirán una sola crítica al sistema empresarial, que por cierto deja muchísimo que desear en nuestro país.
Que en el país haya más de catorce millones de pobres, lean el reciente informe de Caritas, les importa un bledo.    El 14% de los trabajadores españoles no ganen lo suficiente como para tener una vida digna,  tampoco les importa y de esto nunca hablan, ni de los cientos de miles  de personas que se van del país, con la descapitalización humana e intelectual que supone, porque su propio país es incapaz de generarles oportunidades.
Ahora empezarán a entender por qué se ha cebado el PP en los recortes al I+D+I y en educación.   Quieren una masa laboral barata, con poca cultura y sumisa.   De ahí el ataque sistemático a la escuela pública y el fomento de la privada donde prepararan a sus elites dirigentes.
Para que los empresarios tengan más ventajas, solicita una nueva reforma  laboral más radical, con la supresión de la mayoría de los derechos de los trabajadores fijos, queriendo que se parezcan cada vez más a los temporales, piensa que de esta forma se creara mucho más empleo, pero nunca se plantean la calidad del trabajo creado.
Linde como no podía ser de otra forma
También plantea unas pensiones públicas mínimas, que sea el sector privado (bancos y aseguradoras) las que hagan  negocio con las pensiones privadas.
Lo que plantea  el presidente del Banco de España es lo mismo que dice el BBVA, es decir, ganar menos, con menos derechos y encima debemos votarles por ser los que nos han salvado de la catástrofe actual
Cuando oigo verbalizar a Linde, dudo que este hombre haya pasado de primero de la ESO, pues es difícil de entender lo que dice y cuando se le entiende  entran ganas de ……
Actualmente cada año salen del país varios cientos de miles de licenciados y doctores porque hoy nuestro país no les ofrece ningún tipo de esperanza y saben que mientras estén en el poder los conservadores, entiéndase PP, Ciudadanos, UPN…. Su futuro será muy difícil.
Esto es lo que nos ofrece el pusilánime Rajoy.   Sin embargo,  hay un sorprendente 30% de los españoles que les vota, siendo una muestra más de que nuestro país se encuentra  muy enfermo a nivel democrático y social.   Tenemos unos dirigentes, Rajoy, Linde que nos presentan unos programas electorales de tipo infantil y lleno de mentiras.   Nos piden el voto, aquellos que han saqueado el país y quieren más tiempo para terminar de saquearlo.
¿Han oído hablar a Luis María Linde o a Francisco González (BBVA) del dolor tremendo que sufren millones de españoles por la desigualdad social  y económica que provocan estas políticas que ellos nos proponen junto al PP y Ciudadanos?
Ahora que hay elecciones, estas reflexiones son las que nos deben llevar a no dar ningún voto de la clase media  y trabajadora a los conservadores, pues ya lo harán los ricos, puesto que representan muy bien sus intereses.
No se equivoquen en el voto porque después ya no habrá remedio, cuando hayan saqueado y destruido todo el poco estado del bienestar que nos queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada