jueves, 30 de abril de 2015

Las Universidades tapan con despidos de profesores sus problemas de abusos y corrupción


phpThumb_generated_thumbnailjpgAunque no hay cifras oficiales, entre colegios, institutos y universidades se han despedido en España más de 40.000 profesores, según fuentes ministeriales. Es el único país del mundo que lo ha hecho y que además de hipotecar a sus ciudadanos con préstamos multimillonarios para sus bancos, ha decidido también hurtar su futuro y destruir su educación. ¿Cuánto dinero costó formar a estos profesores para tenerlos hoy en el paro? Los hay doctores, licenciados y masters en todo tipo de disciplinas, investigadores y docentes, acreditados por la ANECA o por las agencias autonómicas.

Pero el problema no es el recorte sino donde se ha recortado: las Universidades españolas son un foco de corrupción generalizada que ha dejado en pañales al ámbito político y donde la endogamia y el amiguismo se ha instalado de forma permanente: los rectores aplicaron los recortes en el despido de profesores antes que suprimir los gastos de representación, las fundaciones, los viajes departamentales o las inversiones en obras, mientras se siguen contratando a sus parejas, hijos, cuñados, etc…, según denuncian los profesores agrupados en Plataforma contra la Corrupción y el Acoso en la Universidad Pública. Otros, como David Insúa (URJC), han denunciado gastos por más de 400.000 euros en “atenciones protocolarias y representativas” el mismo año en que esos mismos rectores despedían a profesores.


Rectores, vicerrectores, decanos y responsables de departamentos son los causantes de estas arbitrariedades y algún día, si la ley de Transparencia llega a los campus españoles como instituciones públicas que pagan los ciudadanos, habrá que conocer los nombres de todos aquellos que tomaron la ignominiosa decisión de despedir a sus colegas profesores antes que sacrificar sus gastos personales en los años en los que las clases dirigentes de España hundieron a su población en el abismo del paro y la miseria.

La Plataforma contra la Corrupción y el Acoso en la Universidad Pública ha hecho públicos en su web corruptio.com 200 casos de nepotismo, corrupción y abusos que convierten a la universidad española en una auténtica escuela de delincuencia. Tienen además otras 300 denuncias en cartera. El problema es que las arbitrariedades contra los profesores honrados que terminan en los tribunales son realizadas por profesores corruptos (la universidad se gestiona a sí misma) y los abusos de estos los paga finalmente el contribuyente cuando los juzgados les dan la razón. No hay responsabilidad alguna, para la “casta” universitaria el empleo es indefinido y de por vida, hay catedráticos que cobran una millonada y no imparten clases y en los campus españoles es el único lugar de la administración donde no se ficha ni se controlan las asistencias ni se penaliza el absentismo, como denuncian los alumnos.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, desprecia a los rectores porque sabe que la corrupción en la Universidad es aún mayor que en la política. Basta echar un vistazo a la web corruptio.com.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, desprecia a los rectores porque sabe que la corrupción en la Universidad es aún mayor que en la política. Basta echar un vistazo a la web corruptio.com.

Por eso los rectores no tienen fuerza moral ante el ministro de Educación, José Ignacio Wert, para persuadir de sus bondades: ya es público y notorio con qué alegría se dilapida en las élites de la función pública educativa el dinero de todos los españoles. El sistema creado impide además la democracia (el voto se produce por un sistema parecido al de las “castas” y por ejemplo los profesores asociados pueden votar pero no ser elegidos, como en el siglo XIX ocurría con la mujer).

Si a esto unimos el escaso nexo entre universidad y empresa o mercado laboral, el panorama resulta desolador. Las clases más pudientes podrán enviar a sus hijos a las universidades privadas o a estudiar en el extranjero, pero las clases medias y populares no es que reciban peor calidad educativa, es que están siendo víctimas de una estafa: sus títulos en realidad son papel mojado por su escasísima preparación práctica y teórica, mientras la inversión supone el sacrificio de muchas familias, cuando no su endeudamiento.

Fuente:  http://www.espiaenelcongreso.com/2013/04/22/las-universidades-tapan-con-despidos-de-profesores-sus-problemas-de-abusos-y-corrupcion/

Noticia Relacionada:

7 jueces y 6 abogados comparten universidad (URJC) y Mafia Gürtel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada