lunes, 26 de enero de 2015

La Iglesia Católica solo aporta a Cáritas un 2,5% del dinero que recibe del Estado

Por Eco Republicano
obispos
A menudo observamos como a la Iglesia Católica se le llena la boca al hablar de su colaboración y ayuda a los más necesitados a través de Cáritas ¿A caso no debería de ser la labor fundamental de la Iglesía, servir al que menos tiene y más lo necesita?.
Muchas personas, no conocen que la aportación que hace la Iglesia Católica a Cáritas resulta insignificante, ya que ronda el 2,5% del presupuesto total de Cáritas.
 
 
La fuente principal de ingresos de Cáritas son las aportaciones privadas, que alcanzan un 70% de su presupuesto, mientras que el resto procede principalmente de fondos públicos que provienen del Estado, de las Comunidades Autónomas o de los Ayuntamientos.
 
La Iglesia Católica no duda en usar la inmensa labor social que hace Cáritas para pedir el apoyo económico que supone marcar la casilla del IRPF a favor de su institución. Atendiendo al presupuesto que la Conferencia Episcopal comparte en su página web, en el año 2013 la Iglesia Católica aportó a Cáritas 6 millones de euros de un total de 247 millones de euros recaudados a través de la casilla del IRPF, lo que supone un 2,5%.
 
Resulta sorprendente que la propia Conferencia Episcopal asigne 2,5 millones de euros para su propio funcionamiento, casi la mitad del dinero que dedica a Cáritas para luchar contra la pobreza. La Iglesia Católica siempre barre para casa, incluso Rouco Valera amenazó con retirar la asignación a la Fundación Cáritas, si el Estado obligaba a la Iglesia a pagar el IBI, según información de Público.es. En este sentido, ya está bien de utilizar a la Fundación Cáritas en beneficio de los dogmas religiosos. 
 
Mientras tanto, España sigue siendo el segundo país de la Unión Europea con más pobreza infantil, superado sólo por Rumanía. El Tsunami del PP ha arrastrado al país a una mayor pobreza, miseria y desestabilización, destrozando los derechos laborales, sociales y el llamado estado de bienestar.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario