jueves, 18 de diciembre de 2014

Rajoy cuenta con 300.000 euros de libre disposición, según el Portal de Transparencia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imaen de archivo en el Congreso. / Efe
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo en el Congreso. / Efe
Rectificacón tras comprobar que los gastos de libre disposición están recogidos en el Portal de Transparencia.
Como de si una rama de la Paidología (ciencia de enseñar poco a poco a los niños) se tratara, los propulsores del Portal de la Transparencia han colgado los Presupuestos del Estado, un documento público antes del nuevo instrumento, que nos permite saber que el presidente del Gobierno tiene 300.000 euros anuales en gastos de libre disposición para atenciones protocolarias y representativas. 

Aunque Mariano Rajoy ha sido noticia por la manifiesta inferioridad de su salario de 70.000 euros frente a los 130.000 de su jefe de gabinete, Jorge Moragas, y a las remuneraciones brutas de los distintos secretarios de Estado, en la práctica el presidente y su familia tienen todos los gastos pagados y pueden utilizar por razón del cargo el fondo mencionado para sus viajes y gastos tanto oficiales como de partido. Por otra parte, ni Rajoy ni los ministros y secretarios de Estado que son diputados consignan en sus sueldos la retribución fija e irrenunciable que reciben de las Cortes en concepto de indemnización constitucional y que es de 800 euros al mes para los elegidos por Madrid y de 1.800 por las demás circunscripciones. Estas cantidades son netas, están exentas de IRPF y libres de declaración a hacienda.

Vaya por delante que el “programa de evaluación de la transparencia de la actividad pública” está cifrado en el Presupuesto del Estado que aprueba hoy el Congreso de los Diputados en 1.890.200 euros, lo cual quiere decir que la información oficial sobre el uso de nuestro dinero tiene un coste. Pero ni siquiera esa información es completa ni se desglosa el gasto. Así, por ejemplo, se omite inadvertidamente en qué gasta el jefe del Ejecutivo, un hombre que percibía dos retribuciones en la oposición que le reportaban 9.000 euros, los 300.000 euros para atenciones protocolarias y de representación, lo que en la práctica significa que además de tener todos los gastos pagados puede viajar e invitar a sus amigos cuando le venga en gana. La invitación pública más sobresaliente de Rajoy en el año que termina fue la de Ángela Merkel a recorrer el tramo final del Camino de Santiago.

El Portal de la Transparencia recoge los gastos de libre disposición de los ministros, consignados como atenciones protocolarias y representativas, de tal modo que pareciera que el secretario de Estado de Seguridad, por ejemplo, cobra más que el ministro del Interior, un pobre hombre, cuando lo cierto es que Jorge Fernández Díaz tiene en su cuenta del Tesoro Público (Banco de España) 165.970 euros para gastar a su libre albedrío con independencia de su sueldo oficial. En este caso, como ministro del Interior, dispone además de 6.374.610 euros de fondos reservados.

Llama la atención que tampoco figure en el citado Portal de la Transparencia el desglose de la cantidad de libre disposición asignada a los distintos ministros, desde los 39.000 euros al de Educación, Cultura y Deporte, Jose Ignacio Wert, hasta los 1.400.000 euros con que cuenta el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo y Marfil, pasando por los 45.800 del titular de Industria, José Manuel Soria, o los 113.000 con que cuenta la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Todo ello se deduce del simple contraste entre los datos oficiales, convenientemente administrados, del mencionado Portal de la Transparencia y los consignados en el libro rojo del Presupuesto de gastos de los distintos ministros. Por cierto, que más allá de los 1,89 millones de euros del programa de transparencia, la evaluación de las políticas públicas y la calidad de los servicios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas es inaccesible a los ciudadanos por obra y gracia del ministro Cristobal Montoro.

Ya se ha denunciado con ocasión de la puesta en marcha a bombo y platillo del Portal de la Transparencia lo que cuartopoder.es informó en su día en relación con los 1.800 euros netos mensuales que los ministros y altos cargos que son diputados y senadores de fuera de Madrid reciben de las Cortes Generales en concepto de indemnización por razón de su representación. Los que son diputados por Madrid, caso de Rajoy, perciben 800 euros. Estas cantidades son netas, libres del impuesto del IRPF. Lo más chocante, en lo atinente a la transparencia, es que esa remuneración no figure en el Portal de la Transparencia. De este modo, los sueldos del presidente de Gobierno, la vicepresidenta, el ministro de Hacienda, la de Empleo, el de Interior, el de Sanidad, el de Industria y la de Fomento son superiores a lo que la transparencia indica. La situación se repite en lo atinente a todos los secretarios de Estado y altos cargos que salieron elegidos el 20 de noviembre de 2011 en las elecciones generales. Según las normas del Congreso y el Senado esa remuneración “es irrenunciable”. La cobran, pero no figura. Todo lo cual no significa que como el licenciado vidriera de Miguel de Cervantes, no sea visible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada