domingo, 14 de diciembre de 2014

Las siete trampas de la medicina moderna para captar más 'conejillos de indias'

Al parecer la única verdadera enfermedad que existe es la de creer en la medicina farmacéutica, mientras que la verdadera ciencia de la medicina ha sido abandonada para su comercialización en beneficio de las élites, afirman algunos autores.

Cuando se trata de la salud, nuestro mundo moderno ha perdido su mente, y la así llamada 'ciencia', respaldándolo, ha perdido todo contacto con la realidad científica. La medicina es un engaño, denuncia el portal 'Lógica Ecológica', a continuación les presentamos algunas de las trampas de las farmacéuticas.

1. El 90% de todas las enfermedades, incluidas el cáncer, diabetes o enfermedades del corazón, son fácilmente prevenibles a través de la dieta, la alimentación, la luz solar y el ejercicio. Pero estas soluciones no son promovidas porque no generan ganancias.

2. En la actualidad casi todo el consumo de elementos farmacéuticos es producto de la comercialización al público y el soborno clandestino a médicos para que realicen más prescripciones.

3. No hay productos farmacéuticos que realmente curen o resuelvan las causas subyacentes de la enfermedad. Incluso los 'exitosos' medicamentos solo controlan los síntomas al interferir con las funciones fisiológicas de nuestro organismo. No hay medicamentos sin efectos secundarios.

 4. No existe ningún incentivo financiero para nadie en el sistema sanitario actual para hacer que la sociedad realmente esté sana. Los beneficios se encuentran en la continua enfermedad, no en el bienestar o la prevención.

5. Prácticamente todos los programas de 'prevención' que vemos son poco más que planes disfrazados de reclutamiento de pacientes. Utilizan detecciones gratuitas para asustar a la gente y que acepten tratamientos costosos y a menudo innecesarios.

6.  Los médicos no saben casi nada sobre nutrición y todavía no les enseñan nada al respecto en las facultades de medicina. Esperar que un doctor enseñe cómo prevenir la enfermedad es algo parecido a que un mecánico muestre cómo realizar una cirugía cerebral.

7. Nadie tiene ningún interés en la salud de las personas, excepto uno mismo. Las farmacéuticas, algunos gobiernos y médicos mantienen enfermas a las personas para que sea más fácil controlarlas y explotarlas económicamente. Los individuos sanos y conscientes son percibidos como una amenaza.

Fuente: Rusia Today

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada