viernes, 22 de agosto de 2014

La infancia que sufre por enfermedades que tal vez no sean más que pelotazos farmacéuticos

Leo sobre la existencia de un libro titulado Volviendo a la normalidad. La invención del TDAH y del trastorno bipolar infantil. Lo leo en el excelente blog de psiquiatras críticos postPsiquiatría.

Cuentan en ese post que el libro ofrece amplísima bibliografía sobre cómo se ha construido el diagnóstico de TDAH, sin la menor base biológica documentada y con un aumento de prevalencia en estrecha relación con la aparición de los fármacos usados para tratar este supuesto trastorno. Os resumo.

El libro promete, hay que leerlo. Se detiene en los conflictos de interés con las farmacéuticas, productoras de los derivados anfetamínicos con que suele medicarse a los niños diagnosticados de TDAH, que tienen los grandes (o pequeños) expertos que promocionan constantemente el trastorno, con la inestimable ayuda de medios de comunicación. Son especialmente duros los capítulos sobre los efectos adversos de los fármacos usados en estos niños y sin duda terrible la ausencia de estudios a largo plazo de los efectos de fármacos que se van a prescribir de manera indefinida.

 
Volviendo a la normalidadEscriben en el citado blog:
El apartado sobre el trastorno bipolar infantil y su creciente expansión, nos lleva ya a la indignación de que tal campaña de psiquiatrización y estigmatización, por no mencionar el tratamiento con fármacos que están lejos de ser inocuos se pueda llevar a cabo con la connivencia de tantos profesionales sanitarios o educativos que prefieren no plantearse la situación o no se preocupan por dejar de ser ignorantes frente a la misma. Y todo ello, tanto en el TDAH como en el trastorno bipolar infantil, en niños, los cuales, no lo olvidemos, no pueden ni siquiera rebelarse o plantear objeciones sobre este proceso de diagnóstico (de cuadros que, además, quedan ya conceptualizados como crónicos, es decir, causantes de una discapacidad de por vida)”.
Me gusta lo claro que escriben estos psiquiatras comprometidos, que no acepan regalos (¿sobornos?) de los laboratorios que se lucran vendiendo drogas a nuestros hijos (no estoy en contra de usar fármacos en niños que lo necesiten pero sí en forzar situaciones que buscan medicar a la infancia para generar dinero).

Los autores del libro son Fernando García de Vinuesa, licenciado en Psicología, Héctor González Pardo, doctor en Biología y profesor de Psicofarmacología y Marino Pérez Álvarez, especialista en Psicología Clínica y catedrático de Psicopatología y Técnicas de Intervención. Los dos últimos son a su vez los autores de otro libro imprescindible que he leído y por supuesto recomiendo: La invención de trastornos mentales.

El post de estos profesionales y se supone que el libro entienden el sufrimiento de los niños y de sus familias. Aun así los psiquiatras de postPsiquiatría reconocen que si hasta ahora pensaban que el TDAH era una enfermedad que sí podía darse en algunos infantes, ahora tras la lectura del texto y por su contundencia bibliográfica no lo creen. Me ha llamado la atención dado que yo también estaba en esa tesitura. Vaya que hay que leer el libro y si os paree comentamos.

Fuente:  http://www.migueljara.com/2014/08/17/la-infancia-que-sufre-por-enfermedades-que-tal-vez-no-sean-mas-que-pelotazos-farmaceuticos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada