domingo, 23 de febrero de 2014

The Guardian asegura que Estados Unidos financia a grupos desestabilizadores en Venezuela

El diario británico The Guardian afirmó que el gobierno de los Estados Unidos destinó "cientos de millones de dólares” de su presupuesto, al financiamiento de diversas actividades sediciosas de la ultraderecha Venezolana, nucleada en la llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD).



En una nota editorial en la que el periódico aborda la situación que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela, y bajo el titulo "El apoyo de Estados Unidos para un cambio de régimen en Venezuela es un error",  el periodista del diario londinense, Mark Weisbrot, asegura que existe una campaña de desestabilización contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que forma parte de una política más amplia del Gobierno Americano, que apunta hacia "toda América Latina".

En su artículo, Weisbrot, afirma que "El gobierno de Estados Unidos interviene en Venezuela" y remarca que, en su presupuesto 2014, la Casa Blanca destinó “5 millones de dólares del presupuesto federal a solventar las actividades de la oposición dentro de Venezuela”.

Los cinco millones destinados en lo que va del año, analiza, "son casi seguro la punta del iceberg”, sobre todo si se los suma "a los cientos de millones de dólares de apoyo abierto en los últimos  15 años.

El artículo del reconocido medio británico señala que las acciones del gobierno norteamericano, no son aisladas, sino que enfrentan a Estados Unidos "contra América Latina en su conjunto".

Por otra parte, el periodista del diario londinense, tras analizar las declaraciones realizadas la última semana por distintos funcionarios estadounidenses, como los de la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson y los del director de Asuntos Hemisféricos de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, concluye que al tomar una posición tan clara a favor de la insurrección y en defensa de los dirigentes de la oposición, el gobierno norteamericano da lugar a que funcionarios de cualquier nivel sumen críticas al gobierno de Maduro, con declaraciones de injerencia en los asuntos internos venezolanos.

"Cuando el secretario de Estado John Kerry dice que están `particularmente alarmados por los reportes de que el gobierno de Venezuela arrestó a quienes protestan contra el gobierno`, está tomando una posición política. Porque allí hay muchos en la oposición que cometieron delitos de todo tipo: atacaron a la policía con bombas Molotov; quemaron automóviles y le prendieron fuego a edificios del gobierno, además de cometer otros actos de violencia y vandalismo", indica la editorial de The Guardian.

Por último el periodista afirma que el "apoyo de EE.UU. para el cambio de régimen (en Venezuela) , sin duda, inflama la situación, ya que Washington tiene tanta influencia dentro de la oposición y, por supuesto , en los medios de comunicación hemisfórica".

No hay comentarios:

Publicar un comentario