miércoles, 19 de febrero de 2014

Los españoles están en contra del despliegue del escudo antimisiles de la OTAN en su país

El despliegue en la Base Naval de Rota, en el sur de España, del destructor estadounidense "Donald Cook", primero de los cuatro que se instalarán allí hasta el año 2015 y formarán parte del escudo antimisiles de la OTAN en Europa, es "una locura que el Gobierno español ha impuesto a la población"


Así lo manifestó en una entrevista para La Voz de Rusia Cristóbal Orellana, portavoz del movimiento pacifista en Andalucía: 

Este escudo antimisiles, que nos ha traido el Gobierno de Mariano Rajoy a Andalucía, es una herramienta de muerte y destrucción. Por esta razon tan sencilla de comprender yo personalmente y, por supuesto, el movimiento pacifista en Andalucía estamos en contra de esta imposición que, insisto, nos conduce a la guerra. 

"Donald Cook", equipado con el sistema Aegis, que le permite ubicar, interceptar y destruir misiles balísticos, llegó a Rota el pasado 11 de febrero, generando rechazo en gran parte de la población española, según nos comunicó el activista: 

Se incumplen normas que ya los españoles habíamos aprobado en el referéndum OTAN del año 1986, en que hablabamos de la retirada progresiva de las fuerzas norteamericanas de territorio español. Esto había sido aprobado en un referéndum democrático, pero se ve que nuestro Gobierno entiende muy poco de democracia y se salta a la torera, como decimos aquí, este requisito que la población votó democráticamente. 

Cristóbal Orellana recordó que en el referéndum sobre la OTAN los españoles votaron también a favor de prohibir instalar, almacenar o introducir armas nucleares en su país. El despliegue del escudo antimisiles de la Alianza Atlántica en Rota viola esta norma, dijo el pacifista: 

El sistema antimisiles norteamericano está directamente relacionada con la estrategia nuclear de la Sexta Flota de EEUU en el Mediterráneo. Por lo tanto, trabajamos cotidianamente y diariamente para que el Gobierno español no se someta a las directrices del Pentágono y no coloque a España en una posición de riesgo nuclear, que es lo que está haciendo ahora con el escudo antimisiles. 

Al mismo tiempo, el experto nos dijo que los ciudadanos occidentales se sienten muy preocupados por la reacción del Gobierno ruso ante los planes de EEUU de instalar en Europa el escudo antimisiles. Al no obtener garantías jurídicas de que el escudo no será utilizado en su contra, Rusia incrementó significativamente su gasto militar y en 2013 destinó a esos fines más de sesenta y ocho mil millones de dólares, colocándose entre los países que invierten más dinero en este sector, después de EEUU y China. 

Además, Moscú tiene previsto aumentar sus gastos en defensa en 44 % durante los tres próximos años. 

El director de la revista rusa Defensa Nacional, Ígor Korótchenko, compartió con La Voz de Rusia su opinión al respecto: 

El escudo antimisiles de la OTAN en Europa amenaza los intereses estratégicos de Rusia y devalúa el potencial nuclear de nuestro país. Por muchas razones es lógico suponer que va dirigido contra Rusia. 

Mostrándose alarmado por la confrontación entre la OTAN y Rusia, Cristóbal Orellana, sin embargo, reconoció que las preocupaciones de Moscú tienen fundamento: 

El Gobierno norteamericano está tomando en estos momentos una actitud absolutamente enloquecida e irresponsable. Nosotros pensamos que la vía correcta sería denunciar ante la opinión pública internacional este recrecimiento de la ofensiva norteamericana y al mismo tiempo que se asegura una posición política en favor del desarme. Pero no continuar, igual que en la Guerra Fría, con una escalada de armamentos por parte del Gobierno de Obama y de Putin, porque si volvemos a la Guerra Fría y a la mutua amenaza, se lo vamos a pagar esta situación los ciudadanos con un incremento del peligro nuclear. 

Recordamos que, según el embajador de EEUU en España, James Costos, la tarea de los cuatro destructores norteamericanos del escudo antimisiles de la OTAN será patrullar por el Mediterráneo para interceptar misiles balísticos que puedan ser lanzados contra los países aliados, pero también estarán dispuestos para intervenir en las crisis que se produzcan en la zona. Con la incorporación de estos buques Rota se convierte en la base norteamericana con más personal de Europa, seis mil militares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario