lunes, 8 de julio de 2013

Lo Que Está Haciendo La Industria De Comida Rápida Para Mantener A los Estadounidenses Enganchados En La Chatarra

La industria de la comida chatarra es cada vez más disimulada en sus tácticas para atraer a la gente a consumir sus fabricaciones.


    Con la exposición de las preocupantes tasas de obesidad, su indignación por el no revelado trigo genéticamente modificado (y otros) cultivos, el éxito en todo el mundo Marcha contra el esfuerzo de Monsanto  en mayo y las prohibiciones de todo el estado de los cultivos transgénicos que siguieron, la ciudadanía Estados Unidos está ampliando su conciencia y preocupación por la salud alimentaria .
La industria de la comida chatarra está respondiendo con tácticas disimuladas para atraer, explotar y engañar a la gente a consumir sus creaciones. Éstos son algunos de los engaños más inquietantes que la industria está utilizando para mantener a los estadounidenses adictos a sus basuras.
 

 

1. Marcar los Alimentos Procesados ​​para que parezcan "naturales"

¿Esas marcas de la parrilla en su hamburguesa? No son reales.
Fueron puestas allí por la fábrica, al igual que un jeans azul pre-desgarrado comprado en una tienda de marca. Las empresas de alimentos chatarra están marcando sus alimentos para que tengan una apariencia más natural, hechas en casa - y la dolorosa la ironía orwelliana de estilo doble discurso, que para hacerlo, en realidad requiere más capacidad de procesamiento que nunca 

En lugar de cambiar a ingredientes que en realidad son más saludables y menos procesados, los ingenieros de alimentos en empresas utiliza productos notoriamente procesados, es decir,
  •  Kraft
  •  de Wendy
  •  McDonald
  •  Domino,
...entre otros - están respondiendo a las preocupaciones en torno a los alimentos demasiado procesados ​​con una fachada poco saludable y engañosa de alimentos de aspecto saludable. 

Los ingenieros de los Alimentos Kraft pasaron dos años fabricando una línea de proceso de modelo de comida que crearía losas desiguales de pavo y los intencionalmente ‘cuadrados naturales’ más curvos creados  intencionalmente por Wendy de trozos de carne de res a modo que los cuatros parezcan menos procesados. ​​

En un artículo titulado "
Food Engineers Now Making Your Burger Look Cool, Casual, Real"Gawker informó:
Del mismo modo, la clara de huevo McMuffin Delight en McDonalds va para un círculo ondulado en lugar del disco inquietantemente perfecto, redondo de los productos de origen animal que es característico del Egg McMuffin.
Los agitadores de las pizzas de Domino son instruidos para ajustar los rectángulos perfectos en sus "Pizzas Artesanas" para lograr la crudeza natural de la tartas caseras.
Además, los informes Gawker que Hillshire Brands Company - engañosamente llamado Granjas Hillshire - está trabajando para lograr una apariencia "sana".
Después que los clientes pidieron una "apariencia granulada" de obleas de aves de corral de la empresa, sus procesos de fabricación comenzaron a teñir los bordes de las rebanadas de carne con caramelo colorante.
De acuerdo con Gawker, el vicepresidente de Hillshire de marketing, Reggie Moore, dijo,     
"Es crucial estar siempre adaptando sus trozos de alimentos para  que se ajusten al cambio de los estándares de apariencia, como la definición de  cambios ‘naturales’ de un cliente a otro."

2. Comercialización para niños menores bajo el Disfraz de la Caridad 

Anna Lappé es una madre y educadora de salud alimentaria, conocida por su trabajo como experto en sistemas de alimentos y como un defensor de alimentos sostenibles.
Ella habló en marzo en TEDx Manhattan en nombre de su grupo, Esclarecedores de Mitos de Alimentación, sobre las formas de combatir la comercialización de la industria de comida rápida a los niños.  
Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la obesidad infantil - demostrada de causar la diabetes y otros problemas graves de salud - se ha más que duplicado en los últimos 30 años.
 
Más de un tercio de los niños y adolescentes estaban  con sobrepeso u obesidad en el 2010, y los números están aumentando.
"Lo que los niños se ven tentados a consumir hoy tiene verdaderas consecuencias de vida o muerte", dijo a Lappé AlterNet.
Mientras que la industria de comida rápida reportó haber gastado menos en la comercialización a los niños a la FCC, una mirada exigente de los números en el informe va a demostrar lo contrario.
En lugar de anunciar menos, el sector está utilizando canales furtivos, menos tradicionales en el mercado para el público joven, como las redes sociales, sitios web de "juegos de anuncios" de marca y "filantro-comercialización." 
Lappé dice que después de su charla TEDx Mahattan recibió un correo electrónico de un padre preocupado. Su clase de estudiantes de tercer grado había tomado un viaje de campo a la hora de comer al McDonalds para escuchar  de Ronald, el payaso, sobre las Caridades de Ronald House.
"El viaje fue bajo pretexto de donaciones caritativas, pero lo que querían hacer en realidad  es lograr el efecto de que dos terceras partes de los niños de tercer grado, durante el día, fueran a comer al McDonalds con sus maestros", dice Lappé.
Lappé dice que ese tipo de "filantro- marketing" bajo el radar es una táctica común para las empresas de comida rápida, para llegar a un público joven, y señala que, mientras expone a los niños a las marcas de comida rápida, no es reportado como "marketing" para la FCC y otros organismos reguladores. 

Las compañías de alimentos también están utilizando la Internet y los medios sociales para mantenerse en contacto con los jóvenes, incluyendo algunos sitios Web, como Ronald.com McDonalds, que dirige su comercialización a niños tan jóvenes como de edad preescolar.
"Se llaman juegos de propaganda, pero son juegos de video incrustados en páginas Web", dice Lappé.
Agrega que, mientras la comercialización hacia los niños es inherentemente inmoral, la comercialización en los medios sociales es peor porque está bajo el radar y no tiene regulación.
"Los niños no son capaces de distinguir entre lo que es entretenimiento, material educativo, y publicidad", dice ella.
"Mi problema en particular con el marketing de medios sociales para los niños es que la tecnología en torno a los medios sociales está avanzando a un ritmo tan rápido - mucho más rápido de lo que los defensores pueden controlar, y mucho más rápido de lo que los reguladores pueden mantener el paso - por lo que tenemos este espacio de comercialización a los niños que está cada vez menos regulado ".

 

3. Fabricando la Adicción

No es casualidad que tantas personas sean obesas, y a pesar del conocimiento generalizado de que es malo para usted, muchas personas continúan deseando comida chatarra.
Las empresas de alimentos chatarra lo han llevado hasta la ciencia. Ellos están creando "comida-para-sentirse-bien" que se fabrica para incluir la combinación justa de azúcar, grasa y sal que tanto aman nuestros cerebros límbicos. 

En su artículo, "
La Jerga de la Comida Chatarra - The Jargon of Junk Food," Paul McFedries rompe el idioma de la industria de la comida chatarra para mostrar cuán científicos y calculados son los métodos de la industria para mantener adictas a las personas.
"Las empresas de alimentos procesados cada vez más ponen a sus legiones de científicos a producir alimentos que no podemos resistir", escribe.
McFedries señala que está "agradecido" con el reportero del New York Times, Michael Moss , sobre todo por su fascinante nuevo libro de Sal Azúcar Grasa, por muchos de los siguientes términos:
 
  • Ingredientes Fundamentales - sal, azúcar y grasas son los ingredientes Fundamentales, y la industria combina estratégicamente los tres para mantenerte enganchado.
     
  • Punto de Felicidad - Si anhelamos tanto los ingredientes fundamentales, ¿por qué no los subimos tanto como sea posible? Resulta que hay una cantidad óptima de sal, azúcar o grasa le más les gusta al cerebro humano, y se llama el punto de felicidad.
     
  • Sensación en boca - Esto es literalmente la forma en que los alimentos se sienten en la boca de una persona; los científicos de la industria de comida chatarra también ajustan factores como la textura crujiente para producir una sensación en la boca que la mayoría de los consumidores anhelan. 

  • Reventón de sabor - Los tecnólogos alteran el tamaño y la forma de cristales de sal, de manera que induzcan una explosión de sabor que "puede básicamente asaltar las papilas gustativas a la sumisión."
     
  • Desvanecimiento de la densidad calórica - Detrás de toda la ciencia de la comida basura está desapareciendo la densidad calórica, que es el proceso por el cual la comida se deshace en la boca con tanta rapidez que el cerebro es engañado haciéndole creer que está consumiendo menos calorías de lo que realmente está. Los científicos de alimentos  envasados quieren evitar el desencadenamiento de la saciedad sensorial específica, el mecanismo del cerebro que le dice a una persona que deje de comer cuando se siente abrumado por los sabores. Los objetivos son, ya sea comer en exceso pasivamente, que es el consumo excesivo de alimentos con alto contenido de grasa, porque el cuerpo humano es lento para reconocer el contenido calórico de los alimentos ricos en contenidos calóricos, o auto-comer: es decir, comer sin pensar o sin siquiera tener hambre .
Michael Moss entrevistó a Jeffrey Dunn , quien en 2001 dirigió más de la mitad de las ventas de Coca-Cola de $20 billones anuales como presidente y director de operaciones.
En el artículo del New York Times, "The Extraordinary Science of Addictive Junk Food," Moss escribe:
"[Dunn] sacó una bolsa de trucos que llegó a dominar en sus 20 años en Coca-Cola, donde aprendió una de las reglas más importantes en los alimentos procesados:. Vender materias alimentarias tanto como la comida en sí"
 Fuente: Biblioteca Pleyades



No hay comentarios:

Publicar un comentario