lunes, 6 de mayo de 2013

La Iglesia se hace gratis con miles de propiedades sin dueño


Como la Iglesia, dentro de sus privilegios seculares que nadie se ha atrevido a quitar, está exenta de hacer pública estas adquisiciones mediante un edicto, al haber pasado más de dos años desde esas comprar a coste cero, éstas ya le pertenecen de manera oficial.
De manera muy sibilina y eclesiástica, aunque sea una redundancia, la cúpula de la Iglesia española, a la chita callando, se ha hecho sin pagar ni un euro con alrededor de 4.500 propiedades que ha inscrito en el registro de la propiedad. Este particular 'boom' inmobiliario, como lo califica el diario El País en su edición de este lunes, fue aprovechando una reforma de la Ley Hipotecaria en 1998, cuando gobernaba, claro, el PP, con José María Aznar de presidente.
Aparte de liberalizar el suelo, lo que fue el inicio de la burbuja inmobiliaria que estalló después a Zapatero -que no hizo nada por cambiarla-, la normativa dejaba un resquicio, que sólo fue aprovechado por la Iglesia para poner a su nombre esas miles de fincas y edificios -ermitas, cementerios, casas parroquiales y un largo etcétera- que estaban sin registrar de modo oficial, lo que hizo rápidamente la entidad eclesiástica bajo los auspicios e instrucciones de la Conferencia Episcopal al frente de la que está ahora el máximo jefe el cardenalRouco Varela-- algunas de las cuales incluso ya ha vendido.
Como la Iglesia, dentro de sus privilegios seculares que nadie se ha atrevido a quitar, está exenta de hacer pública estas adquisiciones mediante un edicto, al haber pasado más de dos años desde esas comprar a coste cero, éstas ya le pertenecen de manera oficial. Y se da la circunstancia de que incluso se atrevió a quedarse con la mezquita de Córdoba, justificando su inscripción en el registro porque era propiedad suya "desde tiempo inmemorial".






No hay comentarios:

Publicar un comentario