viernes, 1 de junio de 2012

Sorpresa española en la reunión secreta del Club Bilderberg: La reina doña Sofía no acude por primera vez en muchos años y asiste la ‘vice’ Sáenz de Santamaría

El Club Bilderberg, considerado por algunos el "Gobierno del mundo en la sombra", está reunido estos días. Lo hace en Chantilly (Virginia, Estados Unidos) con su habitual discreción máxima. Hay sorpresas españolas: la ausencia de la reina doña Sofía, asistente habitual, y acude por vez primera Soraya Sáenz de Santamaría.

Según ha confirmado El Confidencial Digital, el hotel donde se está celebrando la reunión anual de este exclusivo club se encuentra situado a unos 35 kilómetros de Washington DC, y a poca distancia del aeropuerto Internacional Washington Dulles.
El Westerfields Marriot es uno de los más lujosos del Estado de Virginia, cuenta con numerosas suites y un centro de conferencias de 3.700 metros cuadrados. Está cercado por un gran muro, que evita la entrada desde el exterior a una gran zona verde que rodea el emplazamiento.

La ausencia de la reina

La primera sorpresa es que este año no asistirá a la reunión de Chantilly uno de los habituales del Club: la reina doña Sofía, que es miembro del club desde hace años, y que, por ejemplo, estuvo presente en la edición en Saint Moritz (Suiza), en 2010 a la celebrada en Sitges (Barcelona), y en 2009 a la de Atenas.
Dada la personalidad de la reina, su ausencia es significativa. Fuentes próximas a La Zarzuela, consultadas por El Confidencial Digital, confirmaron que doña Sofía no tenía previsto salir de España este fin de semana.
Este domingo, la reina asistirá, junto al rey y los Príncipes de Asturias, al desfile del día de las Fuerzas Armadas, en Valladolid. Fuentes políticas consultadas por ECD comentan que la no presencia de doña Sofía en ese acto, por estar presente en la reunión de Bilderberg, habría sido difícil de explicar.
Se da la circunstancia de que, cuando la princesa Letizia anunció su primer embarazo, de la infanta Leonor (nació en octubre de 2005), la reina, se encontraba en el Club Bilderberg.


La sorpresa de Sáenz Santamaría


Aunque se había mantenido con la máxima discreción, una de las novedades de esta edición es la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ayer salió en avión desde Madrid, vía Washington.
La agenda oficial suministrada por Presidencia del Gobierno únicamente detallaba que la ‘número dos’ del Gobierno de España tenía previsto entrevistarse en la capital de Estados Unidos con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, y con Thimoty Geithener, secretario del Tesoro de Estados Unidos. Asunto: la actual situación financiera y la sombra del rescate europeo que planea sobre España.
Lo que no decía la información oficial era que ambos, Lagarde y Geithener, son dos de los asistentes a la reunión del Club Bilderberg. Y tampoco apuntaba nada sobre la presencia de Sáenz de Santamaría en ese cónclave.

No estará en el Consejo de Ministros

Soraya Sáenz de Santamaría intervendrá el domingo ante el foro reunido en Chantilly, para explicar las reformas aprobadas por el Gobierno español para hacer frente a la crisis económica.
Precisamente su ausencia de España, para participar en la cumbre de Bilderberg, ha provocado que la vicepresidenta no asista hoy al Consejo de Ministros. Y, por tanto, no protagonizará la rueda de prensa posterior, que estará encabezada por otro ministro en función de los temas más importantes que se aprueben.
El año pasado asistió a la reunión del Club Bilderberg, celebrada en Saint Moritz, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tras haber sido expresamente invitada a intervenir. Los trámites para la invitación a la secretaria general del PP, presidenta electa de Castilla La Mancha, y la confirmación de su asistencia, comenzaron en el mes de febrero, es decir, antes de la campaña de las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo y de su victoria electoral.

Los ‘poderosos’ españoles


La presencia española en las reuniones del Club es relativamente numerosa. Suelen ser habituales a las reuniones de Club Bilderberg un selecto grupo de empresarios y representantes de los medios de comunicación como José Manuel Entrecanales (Acciona), Juan María Nin (Caixabank), Matías Rodríguez Inciarte (Banco Santander) y Juan Luis Cebrián (Prisa), que es además una especie de ‘delegado’ del Club en España. Se da por hecho también la participación este año de César Alierta, presidente de Telefónica y máximo exponente del club de empresarios ‘VIP’. Asiste igualmente Joaquín Almunia, en su condición de comisario europeo.
Otros que han acudido alguna vez son Esperanza AguirreJaime Carvajal Urquijo (financiero, amigo de juventud del rey, miembro de la Trilateral), Javier SolanaRodrigo Rato, Juan Antonio Yáñez Barnuevo, Pedro Solbes, Jordi Pujol, Manuel Fraga, José María Aznar, Narcís Serra y Ana Patricia Botín.


Máxima seguridad


Las reuniones del Club Bilderberg se celebran en medio de extremas medidas de seguridad, dada la vertiente política de muchos de los participantes, pero también por la condición de personalidades de casi todos ellos.
El país anfitrión se compromete a garantizar un amplio perímetro de seguridad, que en el caso de España, en la reunión de Sitges (Barcelona) –en la que intervino el entonces presidente Rodríguez Zapatero-, se extendió en un círculo de siete kilómetros alrededor del hotel. Dentro de ese perímetro sólo podían penetrar las personas que eran residentes en la zona, previamente identificadas.
Los periodistas, las cámaras y los micrófonos, están absolutamente prohibidos.
Los encuentros anuales se han desarrollado siempre en un clima de secretismo propio de sociedades más o menos cerradas, aunque en los últimos años ha salido a la luz repetidas veces, especialmente gracias reportajes aparecidos en la prensa internacional, y al libro de Daniel Estulin. El debate y los acuerdos que se adoptan permanecen secretos y oficialmente no han tenido lugar.


Un muy selecto club mundial

Fundado en 1954 por el príncipe holandés Bernardo de Lippe-Biesterfeld para reforzar los lazos entre los países de América del Norte y Europa, celebra reuniones anuales a las que asisten más de un centenar de invitados del ámbito político, económico y de los medios de comunicación, entre ellos algunos de los hombres y mujeres más poderosos del mundo
Los asistentes, unos 130, entre jefes de Estado y de gobierno, ministros de economía, banqueros centrales, economistas, administradores delegados de las principales multinacionales, jefes de Estado Mayor y directores de las redes televisivas y editoriales más importantes de Europa y América del Norte.
Forman parte de este selecto club personajes como Henry Kissinger, Durao Barroso, Hilary Clinton, John Kerry, Bill Gates, George Soros, David Rockefeller o Rupert Murdoch y personajes de casas reales europeas, entre otros miembros de la élite política y económica mundial.

Fuente: El Confidencial 




No hay comentarios:

Publicar un comentario