miércoles, 15 de febrero de 2012

El “mamoneo” de los ‘jóvenes’ del PP de Melilla: “Se repartían los dineros y las subvenciones ilegales”

La denuncia de una presunta trama de corrupción en torno a la viceconsejería de Juventud de la ciudad autónoma parte de un militante ‘popular’...

Elplural

El Consejo de la Juventud de Melilla (CJML) es un órgano integrado por diferentes asociaciones juveniles para encauzar el diálogo con los poderes públicos de la ciudad autónoma, pero que con unos estatutos ilegales hasta 2008, habría recibido unos 240.000 euros en subvenciones a las que no tenía derecho. Al menos así lo ha denunciado en los tribunales el nuevo secretario y tesorero del Consejo, el militante del PP José Valdivieso, que alerta de que la viceconsejería de Juventud permitió las irregularidades y ahora está boicoteando la investigación, y que además el Consejo sirvió así para repartir dinero público entre asociaciones afines y canalizar contratos para personas vinculadas a su formación.

José Valdivieso, militante del PP y desde el pasado 3 de enero secretario y tesorero de la plataforma de participación Consejo de la Juventud (CJML), ha denunciado en los tribunales y ante el Defensor del Pueblo las irregularidades detectadas en el organismo, que salpican de lleno al Gobierno del popular Juan José Imbroda en la ciudad autónoma.

Unos 240.000 euros de subvenciones presuntamente ilegales
El denunciante explica que el Consejo funcionó con normalidad hasta 2003, pero que a partir de entonces Imbroda llama al asalto de ese foro –integrado en principio por asociaciones juveniles independientes- y para conseguirlo empiezan a “contratar a gente a diestro y siniestro con Nuevas Generaciones del PP”, y a partir de ahí se politiza en torno a organizaciones afines a los populares y a UPM. En una entrevista en la web melillense Estoesdepelicula, Valdivieso advierte de que el CJML estuvo funcionando ilegalmente entre 2004 y 2008 porque no adaptaron sus estatutos a la nueva Ley Orgánica, y durante ese período no podían recibir por tanto subvenciones públicas, pero sí les llegaron y en cantidad, cerca de 120.000 euros desde el Gobierno del PP en la ciudad autónoma y otros 120.000 del Injuve. El nuevo marco estatutario impedía por ejemplo que miembros de las Ejecutivas de las asociaciones superaran los 30 años, una edad que sobrepasaban varios de los miembros vinculados al PP.

Dinero se reparte entre asociaciones afines
Valdivieso advierte de que cuando investigó en el Injuve quien había dado el visto bueno al CJML ilegal le enseñaron una carta firmada por el entonces consejero de Fomento y Juventud del Gobierno popular de Melilla en base a la cual pudieron recibir las subvenciones ilegalmente. A partir de ahí, ese dinero ilegal se reparte entre las asociaciones afines: “No las han justificado. La Ciudad Autónoma no les ha pedido que las justifiquen y no les ha pedido que devuelvan el dinero. Es decir, que todo ese dinero que se está dando en subvenciones a lo mejor se lo han gastado en comprarse bragas, móviles…o vete tú a saber dónde. La Ciudad Autónoma se niega a facilitar esa información”.

Boicot de la investigación por parte del Gobierno del PP

Así, este militante del PP insiste en que avisó al Gobierno de la ciudad autónoma de las irregularidades, y que en la actualidad la viceconsejera de Juventud, Sofía Acedo, intenta vetar la investigación “por todos los lados” y les impide acceder a la documentación del Consejo.

La conexión viceconjesería-CJML-contratos

Pero la toma del Consejo y el reparto de subvenciones presuntamente ilegales es solo una pata de la trama que denuncia y que tiene como vértice la viceconsejería de Juventud. Por ejemplo, en la propia sede de la viceconsejería trabaja Mónica Benítez, presidenta de Futuro Joven, una de las asociaciones que integra el Consejo y que ha recibido 500.000 euros en subvenciones y en contratos para su empresa. “Con las subvenciones se autocontrataban”, explica, e insiste en que los mismos nombres que aparecen en la Ejecutiva del Consejo contaban con empresas privadas a las que luego contrataba “a dedo” la viceconsejería, como Inca Rojas.

“Subvenciones ilegales entre un grupo de amigos”
Valdivieso también ha explicado este escándalo en Interviú, donde insiste en que se trata de una “trama de corrupción” de este partido y sus jóvenes en la Ciudad Autónoma: “El CJML era un ente muerto, pero en el que se repartían los dineros y las subvenciones ilegales entre un grupo de amigos”.Y habla directamente de “mamoneo” con adjudicaciones de contratos sospechosas. Por ejemplo en 2008 Ecologistas en Acción concurrió a un concurso para organizar los campamentos juveniles de la ciudad, y aunque obtuvo la máxima baremación, los eliminaron alegando “inexperiencia”, como recuerda el responsable de la organización verde, Manuel Soria.

“La elección estaba hecha de antemano”
El contrato fue adjudicado a Proyecto Joven y a Melilla Espacio Joven -cuya secretaria es Cristina Jiménez, sobrina de uno de los viceconsejores del Gobierno del PP en la ciudad autónoma-, y al año siguiente y con el mismo proyecto Ecologistas en Acción vieron como los conceptos que obtenían la mejor nota posible ahora eran rebajados “por la cara” y los campamentos recayeron en Melilla Activa y Melilla en Movimiento, también relacionadas con la red juvenil del PP. Los ecologistas recurrieron conscientes de que no serviría para mucho pero para que no les tomases “por tontos” ya que “la elección estaba hecha de antemano”.

Fuente: El Plural.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario