lunes, 28 de noviembre de 2011

Industria propone cargar en la tarifa el coste del laudo Gas Natural-Sonatrach

Con carácter de urgencia, Industria ha remitido a la CNE una propuesta de real decreto para compensar a Gas Natural por el coste del laudo con Sonatrach. La compañía había solicitado que los consumidores a tarifa asumiesen el incremento de precios fijados por la sentencia entre 2005 y 2008. Industria ya aplicó un recargo en la tarifa en esos años y ahora propone otros 157,29 millones a pagar en cinco años.

El pasado lunes, 21 de noviembre, con el Gobierno ya en funciones, el Ministerio de Industria remitió a la Comisión de Energía (CNE) una propuesta de real decreto que incluye una compensación a Gas Natural Fenosa por el coste del arbitraje que mantuvo durante tres años con Sonatrach. Dicho pleito, en el que el grupo argelino reclamaba una revisión al alza de los precios del combustible que suministraba, se saldó en agosto del año pasado con un laudo que obligaba a la española a pagar unos 1.500 millones.
La propuesta, a la que ha tenido acceso CincoDías, entró en el registro de la CNE el día 23 y fue remitida al día siguiente a los miembros del consejo consultivo del gas. En ella, el departamento que aún dirige Miguel Sebastián propone, a petición de Gas Natural, una "refacturación" del gas vendido en el mercado a tarifa (consumidores domésticos) entre los ejercicios de 2005 y 2008. Ello supondría el abono de "cantidades adicionales a las ya devengadas (...) como consecuencia del laudo dictado por la Corte de París", indica el texto.
De esta manera, se aplicará un recargo de 157,29 millones en los peajes y cánones del sistema de gas, "para financiar los costes sobrevenidos" por el cobro retroactivo de las subidas de precios que incluye el laudo. Esta cantidad se recuperaría entre 2012 y 2016, a razón de 31,46 millones por año. La cifra se recaudará en las tarifas de acceso (peajes) "de forma homogénea entre todos los niveles de consumo del grupo 3" de dichos peajes. La compañía que preside Salvador Gabarró es propietaria de los dos contratos de suministro que el Estado español firmó con el argelino en 1992, que se destinaba, por imperativo legal, al suministro del mercado regulado. La tarifa desapareció en julio de 2008 con la instauración del sistema de suministro de último recurso, de ahí que la reclamación de la empresa llegue hasta esa fecha.
Sin embargo, se da la circunstancia de que desde 2005, y a petición de Gas Natural, el ministerio aplicó y mantuvo un recargo camuflado en la tarifa para cubrir los riesgos de un posible conflicto arbitral con Sonatrach. La existencia de esta provisión de fondos, familiarmente denominada copete, nunca ha sido desmentida por Gas Natural Fenosa. El borrador de real decreto no aclara si la cantidad del citado copete se ha descontado a la hora de calcular el nuevo recargo. En todo caso, fuentes de Gas Natural señalan que "siempre dijimos que si había una modificación retroactiva de los precios del gas argelino, la diferencia se debía pagar porque era un combustible destinado al mercado a tarifa".
Entre la tarifa actual (los peajes que pagan todos los clientes por el uso de las redes) y la antigua, denominada integral, hay diferencias. Esta incluía el coste de la energía (que hoy se determina en subastas trimestrales) y también los citados peajes.
La propuesta ha creado un gran revuelo en la CNE. Su consejo debe dictaminar con suma urgencia una norma que tendrá que aprobar un próximo Consejo de Ministros en funciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario