sábado, 9 de julio de 2011

Tormenta de arena provocó daños en ciudad de EE.UU.

AFP-EFE | WASHINGTON

PHOENIX. EE.UU. Unos 10 mil habitantes de la zona metropolitana de Phoenix quedaron sin servicio eléctrico, luego de que una tormenta de arena causara daños en viviendas y condiciones peligrosas en carreteras.

PHOENIX. EE.UU. Unos 10 mil habitantes de la zona metropolitana de Phoenix quedaron sin servicio eléctrico, luego de que una tormenta de arena causara daños en viviendas y condiciones peligrosas en carreteras.

Una enorme tormenta de polvo envolvió la ciudad de Phoenix, suroeste de Estados Unidos, la noche del pasado martes, dejándola en la oscuridad y derribando postes eléctricos, informaron medios locales.

La nube tenía unos 95 km de ancho y transportaba vientos de más de 95 kilómetros por hora, según la cadena ABC. No se reportaron víctimas.

Los vientos derribaron arboles, dispersaron muebles de patio y causaron condiciones peligrosas en las carreteras.

Fotos y videos en varios sitios internet de noticias locales mostraron una serie de imágenes de una nube de polvo invadiendo la ciudad.

Los residentes de la zona metropolitana de Phoenix respiraban ayer un aire marrón neblinoso y una capa de tierra cubría los automóviles y los edificios después de la descomunal tormenta de arena que obligó a cerrar durante más de una hora su aeropuerto.




Más de 10.000 ciudadanos se quedaron sin electricidad a causa de la tormenta generada en el desierto de Arizona.

Los cortes eléctricos que acarreó ya han sido solucionados y los ciudadanos afectados tienen de nuevo electricidad en sus casas, de manera que la capital de Arizona ha vuelto a la normalidad, según los reportes.

Los grandes problemas de visibilidad ocasionados por la tormenta obligaron a la Administración Federal de Aviación a cerrar el aeropuerto de Phoenix, el más importante del estado, durante una hora y cuarto, dijeron las autoridades.

La espectacular masa de arena también provocó que se detuviera el tráfico vehicular en Phoenix, la ciudad más poblada del estado.

El virtual muro de arena se desplazó por el desierto hacia el sur de la ciudad y descendió en el valle al anochecer, según informó la televisora KSAZ-TV.

Al mismo tiempo, el Servicio Meteorológico Nacional dijo que vientos intensos se dirigían al noroeste y pegaban en Phoenix, así como en las ciudades de Avondale, Tempe y Scottsdale. Más de una docena de comunidades en la zona estuvieron alertas de tormenta eléctrica hasta las 23:00.

La Administración Federal de Aviación informó en su cibersitio que prohibió despegues de vuelos en aeropuertos de Las Vegas o Los Ángeles hasta las 21:00 debido a la escasa visibilidad.

Las tormentas de arena se conocen como haboob, viento en árabe, y suelen producirse en el desierto.

Los “haboobs” también pueden arrancar árboles, dañar los tejados y afectar a las líneas de electricidad.

Este año, tormentas inusualmente fuertes afectan a EE.UU., país que experimenta su temporada más mortífera de tornados en seis décadas, inundaciones a lo largo del río Mississippi y una grave sequía en el sur.

Fuente: El universo









No hay comentarios:

Publicar un comentario