viernes, 15 de julio de 2011

Parlamento británico llama a Murdoch tras expansión de escándalo a otros medios

Las ramificaciones del caso de las escuchas ilegales a las que recurrió el periódico británico News of the World se extienden rápidamente. En un nuevo episodio, el ex primer ministro británico, Gordon Brown, acusó ayer a la empresa News International de Rupert Murdoch de que sus otras publicaciones -The Sun, The Times y The Sunday Times- también utilizaron "métodos repugnantes y a conocidos delincuentes" para conseguir información. Ante esta nueva denuncia, el Parlamento británico llamó a declarar al empresario australiano el próximo martes. Murdoch aceptó ir.

En un nuevo giro del caso, la comisión parlamentaria pidió, además, la comparecencia de James Murdoch, hijo de Rupert y presidente de la sede británica de News International y de Rebekah Brooks, directora general de la empresa, para interrogarlos. "El Sunday Times parece haber tenido acceso a mi cuenta bancaria y a mis documentos legales", dijo Brown a la cadena británica BBC. A esto se suma que en EE.UU. se abre la posibilidad de demandar a la compañía, presente con varios medios y empresas, por lo sucedido en Reino Unido.

Según documentos y una grabación obtenida por la BBC provenientes de la investigación, los periódicos Sunday Times y The Sun habrían empleado prácticas ilegales para obtener información de carácter privado.

La investigación revela que un trabajador no identificado de The Sunday Times se habría hecho pasar por el mismo Brown para obtener detalles de su cuenta financiera en el Abbey National Bank en enero de 2000. En esa ocasión el periódico investigaba a Brown por la compra, a bajo precio, de una propiedad que pertenecía al fallecido magnate de la prensa británica Robert Maxwell, rival de Murdoch y propietario del diario The Daily Mirror.

En los documentos obtenidos por la BBC, Abbey National Bank informó al editor de The Sunday Times, John Witherow, que la empresa tenía sospechas de que "alguien de The Sunday Times, o alguien actuando en su nombre, usurpó la identidad de Brown con el fin de obtener información valiéndose de engaños". Según el diario The Guardian, para este trabajo, el periódico habría contratado a un actor.

A esta denuncia se suma otra del año 2006, cuando Brooks era editora de The Sun. Ella llamó a la familia de Brown para informarle de que sabía que el hijo del ex premier, Fraser, padecía de fibrosis quística, un diagnóstico aún no había sido confirmado por los médicos.

Pero las cosas se le podrían complicar aún más para Murdoch. A la caída de su empresa en la Bolsa de Nueva York, que llegó a un 7% el lunes, algunos abogados plantearon la posibilidad de demandar a la filial News Corporation en EE.UU., dueña de la cadena Fox, de los estudios de cine 20th Century Fox y los diarios The Wall Street Journal y The New York Post, por supuestamente quebrantar la ley estadounidense llamada FCPA (iniciales de la Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras) que castiga el soborno de funcionarios extranjeros.

El abogado y profesor de derecho Mike Koehler, de la Universidad de Butler en Estados Unidos, quien durante 10 años participó en las investigaciones de la FCPA, explicó a la BBC que "los oficiales de policía (británicos presuntamente sobornados por los periodistas) son funcionarios extranjeros bajo los términos de la FCPA y los propósitos de negocio serían ayudar a obtener información para permitir al News of the World escribir historias y vender periódicos".

Fuente: La Tercera










No hay comentarios:

Publicar un comentario