sábado, 9 de julio de 2011

Insólitas escenas de la ola de frío en Sudamérica

Nieve en el desierto de Atacama, orangutanes de un zoo cubiertos con mantas, un fugitivo que pidió a la policía ser detenido en Brasil y estadios de Argentina, donde se disputa la Copa América, convertidos en heladeras. Además, ya hay al menos 22 muertos

Crédito foto: NA

Paraguay, con diez muertos, es el país más afectado por la ola de frío, seguido por Uruguay, con seis, Argentina, con tres, y Brasil, con tres. La mayoría de los muertos vivía en la calle o se intoxicó con el monóxido de carbono de calentadores precarios.

Las regiones del desierto de Atacama -Arica, Tarapacá y Antofagasta-, ubicadas entre 2.000 km y 1.000 km al norte de Santiago, fueron las más afectadas en Chile, con nevadas y lluvias en zonas desérticas poco preparadas. Unas 3.500 personas resultaron damnificadas.

El temporal, según la Dirección Metereológica de Chile, debería extenderse hasta el sábado. Los meteorólogos culpan a un núcleo frío en altura de inusual fuerza.

En la ciudad de Arica (a 2.000 km al norte de Santiago), han caído 3,4 mm de agua, lo mismo que en 10 años. "Ruego que alguien venga a rescatarme. Lo único que sé es que estoy atrapado después del kilómetro 100 y que lo único que hay acá es nieve. Todo está blanco", relató el transportista boliviano Wilson Villarroel a una radio local horas antes de ser rescatado por personal de vialidad chileno.

Las temperaturas en las zonas andinas de Bolivia descendieron hasta los -15 y -20 grados y el sureño departamento de Potosí, fronterizo con Chile, sufrió la nevada más fuerte de los últimos 9 años, dijo el jueves la ministra de Defensa boliviana, Cecilia Chacón. "Hay 7 mil familias afectadas por las inclemencias del tiempo" que están aisladas en zonas remotas "y 41 mil cabezas de ganado camélido" (llamas, vicuñas y alpacas) que no pueden pastar, explicó Chacón.

En las regiones del sur y sudeste de Brasil, las temperaturas cayeron a valores bajo cero en las dos últimas semanas. "Es muy común que esas olas de frío ingresen al país con más intensidad en esta época. En una estación que ya es fría, por ejemplo, la temperatura de regiones de sierra alcanza valores negativos", afirmó José Farias, meteorólogo del Centro de Previsión del Tiempo del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (CPTEC/INPE), a la AFP.

En el estado de Santa Catarina (sur), el lunes se registró una mínima de -6,2ºC "en el alto de la sierra catarinense, fue la menor temperatura desde 2007 y alcanzó una sensación térmica de -27ºC a causa de los fuertes vientos", precisó. A su vez, la semana pasada, San Pablo registró las temperaturas más bajas desde 2003 con -3,8ºC en la ciudad de Campos de Jordao.

Las bajas temperaturas en Florianópolis, capital de Santa Catarina, llevaron a que un fugitivo llamara a la Policía y pidiera ser detenido, ya que hacía tres días que no dormía a causa del frío que pasaba en la calle, informaron el miércoles las autoridades a la prensa local.

Mientras tanto, el Zoológico de Gramado, en Río Grande do Sul, se está valiendo de frazadas, calentadores y dieta rica en calorías para sus animales, informó el sitio G1. "Para los monos, colocamos cobertores. Las especies que tenemos aquí son amazónicas. Esos animales no están adaptados al frío", explicó el veterinario Rafael Pagani. En Río de Janeiro, los orangutanes del zoológico también recibieron mantas.

En Argentina, los jugadores que disputan la Copa América de fútbol recurren a dos o tres camisetas y a guantes y a los aficionados apenas se les ve la cara. "Estamos acostumbrados al frío y venimos preparados (...), con ropa gruesa y vino", explicó a la AFP el aficionado chileno Luis González antes del partido Chile-México en Mendoza, el 4 de julio.

La localidad argentina de Paso de los Libres, en la provincia de Corrientes (noreste), registró su temperatura más baja de los últimos 50 años al llegar a 4° bajo cero. En el sur de la provincia de Buenos Aires (centro-este del país), cayó una inusual nieve en las localidades de Carmen de Patagones y Stroeder. El 3 de julio, en Mar del Plata (400 kilómetros al sur de Buenos Aires), principal punto turístico de la costa atlántica bonaerense y una de las sedes de la Copa América, el frío produjo una copiosa nevada, al igual que en la vecina ciudad de Miramar.

En Uruguay, el frío mató a seis personas, cinco de ellos indigentes de Montevideo, donde unas 650 personas viven en la calle, lo que ha generado fuertes cuestionamientos políticos al gobierno. El presidente José Mujica ordenó esta semana la internación compulsiva en refugios de las personas en situación de calle y el Parlamento uruguayo aprobó en forma urgente una ley que la permite.

Fuente: Infobae.com










No hay comentarios:

Publicar un comentario