viernes, 1 de julio de 2011

Bruselas propone un nuevo IVA europeo

  • Extraería parte de la colecta nacional de IVA para el presupuesto comunitario
  • Según la propuesta presupuestaria de la CE, los gastos aumentarán un 5%
  • Londres tacha la propuesta de 'totalmente irrealista'

Agencias | Bruselas

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles la puesta en marcha de una nueva tasa sobre el valor añadido europea con el fin de alimentar el presupuesto de la Unión Europea entre 2014 y 2020, según ha anunciado su presidente, José Manuel Durao Barroso.

La idea sería extraer de manera uniforme, en todos los países de la UE, una partida de su colecta del IVA sobre el terreno, de entorno a uno o dos puntos, que sería transferida directamente al presupuesto europeo.

Pese a las presiones de algunos países para que Bruselas congele su presupuesto, según la propuesta de la Comisión los gastos de la Unión aumentarán entre 2014 y 2020 en un 5%. De acuerdo con Barroso, los gastos aumentarán en concreto de 925.500 a 972.200 millones de euros. Las ayudas para las regiones más pobres y la política agraria seguirán siendo -con un 36% de los gastos totales- los rubros más extensos del presupuesto.

Asimismo, la Comisión Europea ha propuesto una reforma completa del sistema actual de 'rebajas' nacionales del que se benefician varios países, comenzando por Reino Unido, sobre sus contribuciones al presupuesto comunitario.

Según Barroso, el objetivo sería generalizar el sistema actual de reducción a todos los estados en los que se estime que contribuyen de manera excesiva con respecto a los otros. Por tanto, no había más excepciones para el puñado de países que durante los tres últimos decenios han conseguido negociar una rebaja.

Ha asegurado que se trata de aumentar los recursos propios de la UE y evitar la percepción de países "ganadores y perdedores" en las negociaciones sobre el presupuesto comunitario. En paralelo, Bruselas propone "simplificar" las compensaciones que reciben algunos países contribuyentes, como el cheque británico, aunque no suprimirlas.

"En el nuevo sistema no hay lugar para la noción de retorno justo. La solidaridad significa que los que son relativamente más ricos contribuyan relativamente más. Pero la solidaridad implica también que las contribuciones nacionales no pueden ser desproporcionadas", ha dicho Barroso. Además de Reino Unido, se beneficiarán de las compensaciones Suecia, Países Bajos y Alemania.

Críticas

La iniciativa para aumentar los recursos propios de la UE, que debe ser aprobada por unanimidad por los Veintisiete, chocará previsiblemente con la oposición de Estados miembros como Reino Unido o Alemania, que rechazan la creación de impuestos europeos.

Londres ha reaccionado tachando el proyecto presupuestario de la Comisión Europea para el periodo 2014-2020, que prevé un alza de los gastos y la creación de impuestos, como "totalmente irrealista".

"No se corresponde con el presupuesto limitado que se nos había anunciado y es incompatible con las decisiones difíciles adoptadas en países de toda Europa", ha dicho un portavoz del gobierno británico en un comunicado.

El presidente de la Comisión ha admitido que las negociaciones con los Estados miembros serán "muy difíciles", pero se ha mostrado convencido de que será posible lograr un acuerdo "ambicioso".

Fuente: El Mundo










No hay comentarios:

Publicar un comentario