martes, 14 de diciembre de 2010

Una ONG afín al PSOE "se donaba" sin permiso parte de las nóminas de sus empleados

14/12/2010

Tal y como recoge ABC, la ONG Asamblea de Cooperación por la Paz ha sido condenada por el TSJM porque "aparentaba unos gastos de personal" irreales. La organización afín al PSOE pagaba a sus trabajadores menos de lo estipulado y lo justifica en concepto de "donación a la empresa por parte del trabajador".

El TSJM ha ratificado la condena que el Juzgado de lo Social número 2 de Madrid interpuso a la Asamblea de Cooperación por la Paz, cercana al PSOE, tras ponerse de manifiesto las irregularidades que cometía en el pago de las nóminas a sus trabajadores, al quedarse con parte de sus salarios. De hecho, esta ONG ha recibido por parte del Ministerio de Exteriores 24 millones de euros recientemente.

En este sentido, en la sentencia se llega a decir que esta organización "aparentaba unos gastos de personal, que no se correspondían con la realidad". En este sentido, los trabajadores denunciaron a la Asamblea de Cooperación por la Paz porque las cantidades que ingresaban en sus cuentas no eran las que realmente aparecían en sus nóminas.

De este modo, la sentencia afirma que "en las nóminas de los trabajadores hacía constar una cantidad como salario que, en la realidad, no se correspondía con lo que realmente abonaba". Sin embargo, la ONG lo justificaba en "concepto de donación a la empresa por parte del trabajador".

El texto del juzgado lo dice así: "la recurrente percibe subvenciones por los distintos proyectos, siendo en unos casos mayores y en otras menores, de forma que, cuando son mayores, se aparentan unos gastos de personal que no se corresponden con la realidad. Para ello se abonan salarios por debajo de lo que permite la subvención, para lo cual se aparentan unas cantidades como abonos en nóminas que, en realidad, son menores porque el trabajador ‘hace una donación’, con la que se abona parte de su salario a otro trabajador cuya categoría es similar".

Así, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid destaca que "el carácter anómalo del proceder de la recurrente se hace evidente, porque no puede clarificarse de otro modo el que una empresa acuerde con sus trabajadores el que éstos le hagan donaciones, decisión ésta que, por ser clara irregularidad, hemos de considerar impuesta de modo forzoso y, por tanto, fruto de un consentimiento viciado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario