martes, 30 de noviembre de 2010

WikiLeaks demuestra que EEUU ya participa en una guerra en Yemen

30/11/2010

Javier Espinosa (Corresponsal) | Beirut

Actualizado lunes 29/11/2010

Los documentos oficiales filtrados por Wikileak confirman que Estados Unidos ha añadido una tercera guerra a las que ya libra en Irak y Afganistán: Yemen.

Aunque las sospechas de la participación estadounidense en acciones contra los miembros de Al Qaeda en la Península Arábiga (Aqap) se habían multiplicado gracias a sucesivas filtraciones mediáticas, un documento de la embajada de Washington en Sanaa -la capital yemení- fechado el pasado mes de enero que resume un encuentro entre el general jefe del Comando Central de EEUU, David Petraeus, y el presidente yemení ratifica que fue la aviación nortamericana y no la yemení la que bombardeó supuestas bases de Aqap en la nación árabe en diciembre del 2009.

El propio presidente Ali Abdallah Saleh se ofreció a continuar ocultando la intervención de EEUU, según el texto.

"Nosotros seguiremos diciendo que las bombas son nuestras no suyas, dijo Saleh lo que llevó al vice primer ministro, Rashad al-Alimi, a bromear y decir que había mentido al decirle al parlamento que las bombas en Arhab y Shebwa (los dos enclaves atacados) eran hechas en Amércia pero utilizadas por el ROYG (fuerzas yemeníes)", se lee en el informe.

El mismo documento reconoce asimismo que Saleh reprochó a Petraus la muerte de civiles que se registró esas acciones, denunciada por diversas agrupaciones pro derechos humanos yemeníes.

Sin embargo, el presidente prometió a Petraus que seguiría aceptando que los aviones norteamericanos se mantengan sobrevolando en las inmediaciones del país "fuera de la vista y ataquen los objetivos de Aqap cuando recibamos información suficiente".

Ahora resta por conocer el impacto público que tendrán estas revelaciones en Yemen, una nación donde la amplia mayoría de la población mantiene una imagen negativa de EEUU y donde significados líderes religiosos han amenazado con la "yihad" (guerra santa) si las tropas de EEUU participan en el conflicto con Aqap.

Contactos con Arabia Saudí

Con todo, la posibilidad de que Yemen se convierta en la nueva plaza fuerte de los extremistas es una hipótesis cada día adquiere más solidez entre los norteamericanos y así se lo comunicó el asesor de contraterrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, al rey Abdullah de Arabia Saudí según consta en un informe de la embajada norteamericana de Riad fechado en marzo del 2009.

"Brennan avisó que los EEUU temen que Yemen se convierta en otro Waziristan (la región paquistaní que ahora sirve como cuartel general a Al Qaeda) y pidió con urgencia que EEUU y Arabia Saudí trabajen juntos para evitar que Al Qaeda en Yemen crezca hasta convertirse en algo todavía más peligroso", se lee en el texto.

A cambio, el monarca saudí propuso a Brennan que para mantener controlados a los ex convictos vinculados a los grupos radicales se les implantara un "chip electrónico que permitiría seguir sus movimientos mediante Bluetooth". "Ya se hizo con halcones y caballos, señaló el rey", añade el cable diplomático. Sin embargo, los informes de EEUU también ratifican una realidad eclipsada por los medios de comunicación: la notable influencia de Arabia Saudí en la propagación y financiación de los extremistas.

Tanto en Yemen como en Somalia, la expansión del salafismo yihadista comenzó con el retorno de los clérigos e inmigrantes nacionales que se habían educado en el reino wahabi.

Aunque los mensajes diplomáticos norteamericanos indican que el régimen como tal se encuentra enfrascado en una fiera disputa con los extremistas, uno de los informes asevera que "donantes saudíes" siguen siendo "los principales financiadores" de grupos suníes militantes como Al Qaeda.

Emile Hokayem, un analista del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos citado por Reuters, dijo no estar "sorprendido por el hecho de que el Golfo sea una de las mayores fuentes de financiación de grupos extremistas. Está claro que el dinero va a grupos extremistas en Afganistán y Paquistán. ¿Pero existe una cuenta bancaria a nombre de Al Qaeda? Probablemente un número significativo de personas siguen haciendo esto (donando) porque piensan que es caridad".

Noticias Relacionadas:

UE: Los europeos, de poco fiar para Washington, según revela WikiLeaks

Reino Unido: Las nuevas filtraciones de WikiLeaks sacuden al Gobierno de Reino Unido

Iran: Los cables de WikiLeaks sugieren que el ayatolá Ali Khamenei tiene cáncer terminal


Originales de Wikileaks (Textos en Inglés):


Los primeros cables que afectan a España

Los documentos aluden a la Audiencia y a la negociación sobre Guantánamo

No hay comentarios:

Publicar un comentario