martes, 30 de noviembre de 2010

EE.UU. ofreció a España 85.000 dólares por cada preso de Guantánamo

30/11/2010 Diario ABC

Así se desprende de los telegramas enviados desde la embajada en Madrid y filtrados por Wikileaks; el secretario de Organización del PSOE lo ha negado «rotundamente»


Estados Unidos ofreció al Gobierno español 85.000 dólares por cada uno de los cinco presos de Guantánamo que se había comprometido a acoger, y puso a distintos países europeos a competir por los presos menos peligrosos. Así se desprende de los telegramas enviados por la embajada de Washington en Madrid filtrados por Wikileaks, según publica hoy el diario El País.
Una información que el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, califica de "rotundamente falsa", señalando que se trata de una "información de parte" y congratulándose de que las conversaciones filtradas no hayan tenido "muchos efectos".
Chips como a los caballos
Los documentos diplomáticos filtrados el pasado domingo por el portal Wikileaks han revelado parte de los problemas con los que se topó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para ubicar a los presos yemeníes y uigures de la cárcel de Guantánamo, debido a las actitudes hostiles del rey Abdulá de Arabia Saudí y el embajador chino en Kirguizistán, según informa el diario 'The Washington Post'.
En una reunión celebrada en marzo de 2009, el principal asesor sobre terrorismo de Obama, John Brennan, entregó al monarca saudí una carta en la que el presidente le solicitaba de forma expresa que acogiera a algunos de los 99 yemeníes recluidos en Guantánamo, como parte del programa de rehabilitación diseñado por Washington. Ante esta petición, el rey propuso implantar en cada uno de ellos un chip electrónico para poder localizarlos, como los que se usan "con caballos y halcones".
Por su parte, Brennan se limitó a apuntar que esa actuación podría acarrear problemas legales, ya que aunque "los caballos no tienen abogados", los presos sí.
Bofetada en la cara
El rotativo, recoge otra discusión en torno a la acogida de los reos procedentes de esta cárcel militar, en la que el embajador de China en Kirguizistán calificó de "bofetada en la cara" la decisión de Estados Unidos de enviar a los presos uigures a Alemania, en vez de permitir su vuelta a casa.
Posteriormente, en una reunión celebrada en noviembre de 2009 con diplomáticos alemanes, éstos indicaron que la acogida de todos los uigures procedentes de Guantánamo sería "muy difícil", aunque valoraron que el país podría hacerse cargo de "dos o tres", una respuesta que el cable diplomático de Estados Unidos en Berlín consideró fruto de "la reticencia del Gobierno chino" a colaborar.

Noticias Relacionadas:

EE UU maniobró en la Audiencia Nacional para frenar casos

La embajada intentó boicotear las causas 'Guantánamo', 'Couso' y 'vuelos de la CIA'.- Políticos y fiscales españoles colaboraron en la estrategia

No hay comentarios:

Publicar un comentario