viernes, 29 de octubre de 2010

Noticia censurada por los grandes medios: Militares de Estados Unidos violan a mujeres soldados

29-10-2010



Los aparentemente varoniles militares de Estados Unidos matizan sus tropelías por el mundo ajeno violando a menudo a sus propias camaradas de armas del sexo opuesto, mientras plagan de guerras imperiales el planeta para “llevar la paz” o simplemente imponer “la democracia y la libertad” (de mercado).

Según algunos casos investigados para un documental periodístico, una mujer militar se suicidó después de ser violada por sus camaradas de armas en Iraq; otra que también abrazó la carrera de las armas fue violada dos veces mientras prestó servicios al ejército de Estados Unidos y ahora es activista de las veteranas de guerra que fueron forzadas sexualmente mientras servían a la gran patria estadounidense; una tercera fue violada varias veces por su jefe de escuadrón cuando se encontraban en Iraq; y una cuarta mujer uniformada fue violada en una base militar en Estados Unidos. Ninguno de los violadores fue castigado, mientras 1 de cada 3 mujeres que se enrolan resultan “pasadas por las armas” por sus superiores, asegura el movimiento Veterans for Peace (Veteranos por la Paz).

Estas crónicas rojas y amarillas nunca aparecen en los principales medios de información y propaganda de Estados Unidos, ni de las naciones desarrolladas europeas aliadas de Washington, pese a que a menudo escarban la situación de la mujer en países islámicos y sus gobiernos dictan cátedra sobre derechos humanos en la ONU y el Tribunal Penal Internacional.

La mayoría de las potencias occidentales, como Estados Unidos y Alemania, fabrican y venden armas para provocar guerras en países pobres donde después intervienen sus tropas invasoras para llevar a cabo “misiones de paz”, como ocurre en el empobrecido Afganistán, donde hoy existe la mayor concentración militar en una sola nación nunca conocida por la historia, con tropas de 45 países OTAN, que pronto aumentarán a 50. Estas noticias censuradas tampoco aparecen en la prensa y TV chatarra de países chicos y dependientes, pero con gobiernos serviles, que se lucen en el gran circo romano de la pantalla chica aportando también sus cuotas de carne de cañón de gente pobre destinada a morir por la grandeza del imperio de la libertad y la democracia.

Noticias censuradas “on line”

El Proyecto Censurado (PC) de la Universidad Sonoma State de California comenzó a publicar on line historias periodísticas como estas violaciones militares, a lo largo de todo el año, para comentarios y discusión pública, como parte de la selección para el ranking anual “Censurado 2011”. Las historias periodísticas fueron verificadas por académicos y estudiantes que comprobaron los hechos y validaron la información censurada por los grandes medios, en un esfuerzo común con numerosas otras casas de estudio superiores afiliadas al Proyecto en diferentes países.

El seguimiento del PC a centenares de noticias ocultadas también investiga su eventual cobertura parcial en los medios corporativos en alguna etapa del desarrollo de los hechos. Ingresando a una base de datos Lexis Nexis, puede hallarse y comentarse lo que el Proyecto llama “noticias independientes validadas”, a través del sitio web http://www.mediafreedominternational.org/ (Libertad Internacional de los Medios). La página web ofrece información sobre estas historias y nuevas noticias ocultas desenterradas por una red mundial de investigadores independientes, colegas académicos y universidades afiliadas al Proyecto.

Violaciones de mujeres militares

Algunas de las propias víctimas de violación militar contaron su historia a las periodistas Pacale Bourgaux, de Bélgica, y Mercedes Gallego, de España, quienes estuvieron en Iraq como corresponsales de guerra “incrustadas” en las tropas estadounidenses, pero también investigaron en 2007 numerosas violaciones perpetradas por militares de Estados Unidos para el documental de 29 minutos “Rape in the Ranks: The Enemy Within” (“Violación en las filas: el enemigo adentro”), exhibido el 26 de octubre 2009 en el Festival de Cine Independiente de Nueva York. El film fue elogiado por la escritora Ann Wright y algunas imágenes se mostraron en el canal progresista Democracy Now!, de NY durante una entrevista a la directora Pascal Bourgaux. También salió una versión DVD que se obtiene por Internet.

La cuestión que más alarma a las autoras del film y a activistas como Wright, que de alguna manera hoy enfrentan al poder imperial tras haberlo servido, es que muchas mujeres comienzan a sufrir violación desde que son adiestradas en bases en Estados Unidos, pero éste es un tema tabú que nunca se debate ni publica en los medios. Tampoco motiva a los directores de cine que saturan la TV-Basura con películas de propaganda de guerra perpetua, según los cánones de sus financistas, el poder real de Estados Unidos, es decir, el llamado complejo militar-industrial-mediático, cuyo portero-maestro de ceremonias de turno, Barack Obama, ilusionó a muchos con el lema “Güi kan chein!” (¡Podemos cambiar!), pero en 20 meses demostró que el color de la piel, el discurso engañoso y la juventud por sí mismos no son suficientes para cambiar nada. Además, Obama “no corta ni pincha” el verdadero poder estadounidense y da lo mismo que sea demócrata o republicano, negro o blanco, joven o viejo.

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario