miércoles, 1 de septiembre de 2010

Los sectores más agresivos y ultra derechistas del Pentágono presionan a Obama para que pulse el botón nuclear después del 7 de Septiempbre

01/09/2010

Obama: no dudes ni vaciles, no aprietes el botón de la bomba nuclear, oye el clamor de la Humanidad. ¡No a la guerra nuclear!

El comandante Fidel Castro, con su valentía y dignidad acostumbrada, ha denunciado con vehemencia y firmeza la posibilidad del comienzo de una devastadora guerra nuclear impulsada por el gobierno genocida y fascista de Israel y el gobierno imperial que preside Barak Obama contra la aguerrida nación persa, Irán.

La bárbara decisión del Consejo de Seguridad de la o­nU, con el insólito, torpe y estúpido voto de Rusia y la República Popular China (naciones con derecho a veto), de imponerle nuevas sanciones a Irán le puso en bandeja de plata al genocida gobierno norteamericano y a los psicópatas gobernantes israelíes la posibilidad no ya de una agresión armada convencional, igualmente brutal y criminal, sino la posibilidad, con el pretexto de destruir los centros o plantas nucleares iraníes, de un ataque con bombas atómicas que no sólo destruiría a las instalaciones nucleares, las militares, los centros de producción sino que destruiría a toda esa nación y asesinaría millones de personas.

Fidel, con su sabiduría y extraordinaria visión estratégica, ahora en su función revolucionaria de reflexólogo, analista, de agudo periodista, no sólo viene alertando sobre lo que desde hace varias semanas sus informaciones y análisis lo llevan a concluir: que se prepara una guerra nuclear en el Medio Oriente, que Israel y los sectores más agresivos y ultra derechistas del Pentágono, presionan al presidente Obama para que, después del 7 de septiembre, apriete el botón nuclear, no mire para atrás y se desate el pandemónium con un ataque seguido por un ejército israelí sediento de sangre y la salida a la palestra guerrerista de una Alemania rearmada.

Fidel es del criterio, siguiendo, a nuestro juicio, lo dicho por el Libertador Simón Bolívar, de que la fuerza más importante es la de la opinión pública. El líder de la Revolución Cubana plantea la necesidad de una movilización de la opinión pública mundial para persuadir a Obama de que no se eche encima la responsabilidad y la vergüenza de ser quien comience una brutal matanza apretando el botón de la primera bomba atómica.

Leer más...

La persona que filmó las imágenes del 11S es perseguida por el Gobierno de Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario