miércoles, 15 de septiembre de 2010

Grecia: El gobierno socialdemócrata recurre al ejército

15/09/2010

El gobierno del PASOK reprimió las manifestaciones y bloqueos y ordenó, la obligación de volver al trabajo bajo la amenaza de retiro de licencias y camiones.
Atenas ordenó el miércoles, bajo la amenaza de sanciones, el regreso de los camioneros al trabajo, y como la mayoría de ellos no acató esa orden, el viernes el gobierno encargó al Ejército el suministro más urgente en los hospitales, puertos y aeropuertos.” (EFE)

Si esto no es Dictadura que venga Dios y lo vea!!!

Ya mismo una Guerra Civil!!!

A continuación la noticia:

Entre las medidas del plan de ajuste exigidas por los gobiernos imperialistas de la UE y EEUU y aplicadas por el gobierno del PASOK (socialdemócratas), figura la exigencia de la llamada liberación de las profesiones. El transporte, así como otras actividades “profesionales” tales como la de los taxistas, abogados, farmacéuticos, etc, están reguladas por el Estado por medio del otorgamiento de licencias habilitantes. “La abolición de los sistemas de licencias en estas profesiones es una prerrogativa de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional que otorgaron a Grecia un préstamo trienal de 110.000 millones de euros con la condición de aplicar reformas estructurales.” (La voz digital.es 31/07/2010)).

Esta medida elimina las restricciones para su ingreso a determinados sectores de la economía, a las empresas de los países imperialistas principales, a su vez que favorece la concentración de las actividades en pocas empresas. La liberalización de las profesiones va acompañada de la privatización de las empresas estatales –que en el caso del transporte tiene un 20% de la actividad-.

Esta decisión, que ha de aplicarse en un plazo de tres años al transporte, afectó a un sector de la propia patronal -entre ellos a los medianos y pequeños propietarios- pero también a los sectores de cuentapropistas –los dueños de su propio camión que no explotan mano de obra- de las capas medias de la población. Esto motivó un lockout, acompañado por cerca del 90% de los transportistas que duró siete días, entre finales de julio y principios de agosto, que afectó enormemente el abastecimiento de combustible, turismo y otras actividades.

La respuesta del gobierno del PASOK fue una represión violenta. En un primer momento declaró ilegal el lockout, reprimió las manifestaciones y bloqueos y ordenó, la “movilización civil”, es decir, la obligación de volver al trabajo bajo la amenaza de retiro de licencias y camiones. Como con esto no logró el levantamiento de las medidas, sacó el ejército a las calles para garantizar el suministro de insumos. “Atenas ordenó el miércoles, bajo la amenaza de sanciones, el regreso de los camioneros al trabajo, y como la mayoría de ellos no acató esa orden, el viernes el gobierno encargó al Ejército el suministro más urgente en los hospitales, puertos y aeropuertos.” (EFE). Junto a la represión abierta, el gobierno lanzó una campaña contra los “privilegios” de determinados sectores, similar a la que lanza contra los sectores de trabajadores que aún gozan de determinadas conquistas laborales, todo para favorecer a la gran patronal y al imperialismo. Finalmente, unos días más tarde a la movilización del ejército, el gobierno logró su propósito.


Esta situación señala varios aspectos importantes. En primer lugar, que el gobierno puede utilizar la misma metodología de represión abierta si las luchas de los trabajadores se profundizan. La intervención directa del ejército en esta puja, plantea un cambio fundamental en el conjunto de la situación política.

Muestra además la gravedad de la crisis y la inevitable respuesta de la gran patronal, el imperialismo y su régimen político.

Corrobora el carácter represivo y antiobrero de los gobiernos llamados “socialistas”, exacerbado por el desarrollo de la crisis actual.

Plantea la necesidad de que la clase obrera no sólo repudie la represión que más temprano que tarde utilizarán contra ella misma, sino también señala la urgencia del desarrollo de organismos de autodefensa, comenzando por los piquetes de huelga junto con un programa que levante las reivindicaciones de los sectores empobrecidos del pueblo y las capas medias no explotadoras, para atraerlas a su lucha.

Kaos en la Red

No hay comentarios:

Publicar un comentario