viernes, 20 de agosto de 2010

Pakistán: La solidaridad internacional no llega y los medios de comunicación se contradicen

20-08-2010

Tercera Información


En el sexto país más poblado del planeta está teniendo lugar el mayor desastre de las últimás décadas, y, aunque la ayuda esté llegando ahora, pasado un mes desde que comenzaran las inundaciones, la emergencia continúa empeorando, con los caudales de ríos desbordados que se dirigen hacia el sur, nuevas zonas inundadas y nuevos desplazamientos masivos. Las necesidades de urgencia continúan sobrepasando la capacidad de respuesta de las agencias humanitarias y de las autoridades y se prevé el riesgo de que la comunidad internacional no llegue (por negligencia) a abarcar tal escala de emergencia.

Tras la visita del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, a la zonas afectadas, («nunca había visto nada como esto», decía) las donaciones parece que están aumentando levemente. Sin embargo la mayoría de los Estados no está tomando la iniciativa (salvo Japón, casi exclusivamente).

Por fin, a un mes del desastre, desde España, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) anunció hoy una nueva aportación de 2.500.000 euros dirigida a la emergencia humanitaria causada por las inundaciones en Pakistán. Cruz Roja, no obstante, con más lentitud aún, enviará mañana a un primer delegado para apoyar las operaciones de socorro en Pakistán con la prioridad de restablecer el suministro de agua potable.

En Baluchistán, donde ACNUR coordina los esfuerzos de ayuda humanitaria, el número de víctimas de la inundación se ha duplicado durante el último fin de semana, con personas huyendo de la ciudad de Jacobadad, situada en el sur de la provincia de Sindh, hacia los ditritos de Sibi, Nasirabad y Quetta. Baluchistán, una de las provincias más pobres y remotas del país, fue la primera en ser azotada por las inundaciones el pasado 22 de julio (precisamente, el Día Mundial Contra Coca-Cola, empresa que realiza amenazas de muerte en las fábricas de Pakistán). En estos momentos, Baluchistán está lidiando con el desplazamiento de más de medio millón de personas.

En el día de hoy, ACNUR está enviando por vía aérea 32 toneladas adicionales de lonas plásticas, jabón y mosquiteras a Quetta a bordo de dos aviones Hércules C130 del gobierno de Pakistán. Ayer, se enviaron 64 toneladas de tiendas de campaña, lonas plásticas y otros suministros desde nuestro depósito en Peshawar. Estas provisiones tienen el objetivo de ayudar a cubrir las necesidades del altísimo número de víctimas de las inundaciones que se encuentran acampando en los laterales de las carreteras o que han buscado de refugio en las escuelas, estadios y otros establecimientos públicos.

Pero existe un gran reto logístico para hacer llegar la ayuda lo más rápido posible a fin de paliar esta crisis persistente, y la ayuda es insuficiente. Los damnificados aún necesitan todo tipo de ayuda: refugio, alimentos, agua potable y sistemas de salud e higiene. ACNUR demanda que «sus provisiones se están agotando y que necesitan más envíos aéreos y más fondos para cubrir las necesidades».

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario