martes, 10 de agosto de 2010

La plutocracia que gobierna al mundo


10/08/2010

La gran tarea de la humanidad, si quiere salvarse a sí mismo y a la tierra, consiste en acabar con el sistema crematístico que genera la plaga y democratizar la fortuna de la plutocracia global.



La clase parasitaria del Gran Capital que tiene secuestrada a la humanidad, festeja los milagros del mercado. En medio de la peor crisis capitalista mundial desde la Gran Depresión de 1929-32, en el año 2009, sus exclusivas filas crecieron en un 17 por ciento y su riqueza colectiva en un 19 por ciento, equivalente a 39 billones de dólares. Hoy día, así reporta el The 14th Annual World Wealth Report 2010, de Merrill Lynch-Capgemini, la especie de los plutócratas en el Planeta Azul ha alcanzado los diez millones: en Estados Unidos habitan 2.87 millones; en Japón, 1.65 millones; en Alemania, 861,000 y, en China, 477,000. Suiza tiene la densidad demográfica más alta de esa fauna: casi 35 millonarios por cada 1000 adultos.

De los 39 billones de dólares (trillion en inglés), la fortuna de los millonarios norteamericanos abarca $10.7 billones, la de los asiáticos $9.7 billones y la de los europeos, $9.5 billones. Si se calcula el Producto Bruto Mundial (PBM) con el método de los market exchange rates (tasas de cambio), las fortunas de esa clase equivalen casi al 70 por ciento de todo lo que la humanidad produce en un año.

Que esa plutocracia haya prosperado en la profunda crisis capitalista actual, mientras cientos de millones de personas ven arruinadas sus existencias, no sorprende. Ellos son la nomenclatura que maneja el sistema y lo hace, por supuesto, en beneficio propio. Tiene un doble velo de teflón para protegerse de las masas y de las responsabilidades. Estatalmente teledirigen el sistema a través de sus lobbyistas y peleles políticos en gobiernos y parlamentos; económicamente se ocultan en el anonimato del mercado mundial.

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario