jueves, 26 de agosto de 2010

EEUU se encamina hacia una nueva depresión

26/08/2010

Las similitudes entre la Gran Depresión y la situación actual son más que evidentes.


El Dow Jones podría perder la mitad de su valor actual, según algunos analistas

Ya lo decía la Ley de Murphy, "si las cosas pueden empeorar, lo harán". Las similitudes entre la Gran Depresión y la situación actual son más que evidentes, algo que ha llevado a algunos economistas a afirmar que en lugar de una ralentización de la economía norteamericana o una doble recesión, básicamente EEUU repite el comportamiento registrado a comienzos del siglo pasado.

Según Gluskin Sheff, economista de David Rosenberg, la economía norteamericana también registró repuntes momentáneos durante la década de los 30 así como subidas en su mercado de valores.

Durante una entrevista con la cadena CNBC, Sheff recordó que entre 1929 y 1933, el PIB estadounidense registró hasta seis subidas con una media de crecimiento del 8%, algo que desató un rally bursátil del 50% a comienzos de 1930 pensando que lo peor ya había pasado.

Por otro lado, Charles Nenner, fundador y presidente de la consultora Charles Nenner Research explicó a la misma cadena de television que el Dow Jones podría perder la mitad de su valor, por lo que podría situarse en los 5.000 puntos. Según el estratega, el índice podría copiar el patrón del Nikkei y registrar varios repuntes aunque, en general, su tendencia sea negativa.

Datos poco alentadores

De momento, los datos macroeconómicos dados a conocer ayer en Estados Unidos no dieron ni el más mínimo respiro a los más optimistas. El mercado inmobiliario volvió a jugar una mala pasada al conocer que la venta de casas nuevas cayó un 12% el pasado mes de julio, volviendo a marcar un récord histórico y situándose en las 330.000 unidades, según el Departamento de Comercio estadounidense.

Además, el dato de junio fue revisado a la baja hasta las 315.000 viviendas desde las 330.000. La previsión apuntaba a una lectura plana en 330.000 unidades y la lectura interanual indica que las ventas de nueva vivienda ya han caído un 32,4%.

Steven Ricchiuto, economista jefe de Mizuho Securities en Nueva York no dudó en reconocer que no existe ni la más mínima señal que indique una recuperación dentro del sector inmobiliario. "Cada vez más expertos indican que nos acercamos a una doble recesión, hace unas semanas las probabilidades eran del 20 o el 30 por ciento pero ahora hay más economistas que apuntan a un 50% de posibilidades", explicó.

Por su parte, Patrick Newport, economista de IHS Global Insight, no dudó en indicar que ahora que las ayudas del gobierno han desaparecido "queda claro que la falta de creación de empleo es la clave de la depresión inmobiliaria". "Es imprescindible la creación de empleo para que se produzca una recuperación clara en el sector de la vivienda", aseguró.

La vivienda también se estancará

Sólo cabe recordar que en marzo, cuando aún estaba vigente el plan federal para fomentar la contratación de hipotecas, la venta de casas nuevas subía a ritmos mensuales del 27%, con una tasa anualizada de ventas de 411.000 viviendas.

Desde Bank of America Merrill Lynch, Michelle Meyer, dijo en una nota a sus clientes que "si la economía vuelve a la recesión, para lo cual calculamos un 20% de probabilidades, el sector vivienda también se estancará". "De lo contrario, se prevé que el sector permanezca en el fondo por algún tiempo, manteniendo la volatilidad, y dando lugar a una larga y dolorosa recuperación en forma de U", añadió.

En lo que se refiere al precio de la vivienda, la Agencia Federal Inmobiliaria (FHFA, por sus siglas en inglés) informó ayer que durante el segundo trimestre del año los precios de las casas subieron un 0,9% en su tasa interanual pero cayeron un 0,3% mensual el pasado junio.

Tampoco contribuyó al optimismo el tímido incremento de las ordenes de bienes duraderos, que subieron un 0,3% en julio, cuando el consenso del mercado esperaba un aumento mucho mayor, de casi el 3%, según informó el Departamento de Comercio. Básicamente, la insignificante subida estuvo motivada en buena parte por el incremento de aviones comerciales, que se disparó alrededor de un 76%.

El estímulo de Obama rebaja la tasa de paro en 1,8 puntos

La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) anunció a última hora del marte que el plan de estímulo impulsado el año pasado por la administración Obama ha rebajado la tasa de paro entre un 0,7 y un 1,8 por ciento.

Es decir, los efectos de la inyección de dinero federal en infraestructuras e innovación ha creado entre 1,4 y 3,3 millones de empleo.

Aún así, la tasa de paro se situaba en julio en el 9,5% mientras la CBO indicó que la factura final del estímulo sera de 814.000 millones de dólares en la próximas década, 27.000 millones de dólares más de lo previsto.

http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/2399266/08/10/el-dow-jones-podria-perder-el-doble-de-su-valor-actual-segun-algunos-analistas.html
Kaos en la Red

Noticia Relacionada:

EE.UU. se sume en la oscuridad


Estados en crisis: la bomba de relojería del imperio americano

No hay comentarios:

Publicar un comentario