miércoles, 14 de julio de 2010

Ya son campeones del mundo ¿Y ahora què?

Habría sido paradójico que los descendientes de los boers hubieran levantado la copa en Sudáfrica...

14/07/2010

YA SON CAMPEONES DEL MUNDO ¿Y AHORA QUÉ?

Habría sido paradójico y cruel que los descendientes de los boers hubieran levantado la copa del mundo en Sudáfrica. Está claro que, de momento, no soplan vientos favorables a la clase obrera. Desde esa perspectiva queremos ver el reciente campeonato del mundo de fútbol. A los obreros no les va nada que gane uno u otro. Son los mismos que hacen piña para aplicar planes de misería y los que amezan con los tanques y los gorilas si no aceptamos sus políticas hambreadoras. La copa debería ser para ver quién es más lacayo del Imperialismo.

CIRCO SIN PAN

El viejo Julio César tenía las vastas llanuras sirias, desde donde poder dar trigo y circo a los ciudadanos romanos de la plebe. Ahora loscapitalistas sólo ofrecen circo...y de pago, gratis no te dan ni los buenos días. La larga y profunda crisis que sufre la civilización Capitalista cada vez tiende más a no poder garantizar la reproducción de la fuerza de trabajo. Cada día que pasa es más un régimen esclavista totalitario.

Uno de sus pilares de dominación ideológica, la religión, también está en franca decadencia y degeneración, lo que hace que el deporte sea el nuevo opio del pueblo, y el fútbol, la morfina. Los mass-media han conseguido que las masas se enganchen al “deporte” de sofá y tele de pago. Es una desgracia para la clase obrera que la prensa que más consume sea la deportiva. Es muy difícil de asumir que un diario fascista como el Marca sea la biblia de las masas obreras... Sólo se puede explicar por el histórico atraso político que supuso para las masas del Estado español la derrota de la guerra civil y la caída de la II República.

Leer más....

Noticia Relacionada:

Entre pasión y alienación: todos con la Roja

No hay comentarios:

Publicar un comentario