miércoles, 21 de julio de 2010

Un video amenaza con poner en un grave aprieto a Netanyahu y al Gobierno de EE.UU.

21-07-2010

Engañé a EE.UU. para destruir los Acuerdos de Oslo”

Jonathan Cook
Global Research

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


Benjamin Netanyahu, el Primer Ministro israelí, debe de estar rezando para que nunca se muestre cierto video en YouTube con subtítulos en inglés. Hasta la fecha la cinta, de 10 minutos de duración, sólo se ha transmitido en hebreo en el Canal 10 de Israel.

Su contenido, sin embargo, amenaza con poner en un grave aaprieto no sólo al señor Netanyahu sino también al Gobierno de EE.UU. de Barack Obama.

La cinta se grabó, aparentemente sin que el señor Netanyahu lo supiera, hace nueve años, cuando el Gobierno de Ariel Sharon había comenzado a volver a invadir las principales ciudades de Cisjordania para aplastar la resistencia palestina en las primeras etapas de la segunda Intifada.

En aquel entonces el señor Netanyahu se había tomado un breve descanso de la política, pero pronto se unió al Gobierno de Sharon como Ministro de Finanzas.

En su visita a una casa en el asentamiento de Ofra en Cisjordania para ofrecer condolencias a la familia de un hombre muerto a tiros en un ataque de los palestinos, hizo una serie de admisiones en un momento de descuido sobre su primer período como Primer Ministro, de 1996 a 1999.

Sentado en un sofá, dice a la familia que engañó al presidente de EE.UU. de entonces, Bill Clinton, para que creyera que estaba ayudando a implementar los acuerdos de Oslo, el proceso de paz patrocinado por EE.UU. entre Israel y los palestinos, realizando pequeñas retiradas de Cisjordania mientras en realidad estaba fortaleciendo la ocupación. Alardea de que al hacerlo destruyó el proceso de Oslo.

Desdeña a EE.UU. al decir que “se le mueve fácilmente en la dirección correcta” y califica los altos niveles de apoyo popular estadounidense a Israel como “absurdos”.

También sugiere que, lejos de ser defensiva, la dura represión militar israelí contra el levantamiento palestino tenía el principal objetivo de aplastar a la Autoridad Palestina dirigida por Yasir Arafat para que fuera más dócil ante los dictados israelíes.

Todas estas afirmaciones tienen paralelos obvios con la situación actual, en la que Netanyahu vuelve a ser el Primer Ministro de Israel que encara a una Casa Blanca que trata de llevarlo a un proceso de paz contrario a sus planes políticos.

Como antes, ha hecho en apariencia concesiones públicas al Gobierno de EE.UU. –sobre todo aceptando en principio la creación de un Estado palestino, aceptando conversaciones indirectas con la dirigencia palestina en Ramala e implementando una congelación temporal de la construcción de asentamientos.

Leer más....

No hay comentarios:

Publicar un comentario