viernes, 9 de julio de 2010

Peligra la situación de los Derechos Humanos en Panamá

09-07-2010



Desde Frenadeso Catalunya llevamos colaborando más de 2 años con diferentes organizaciones de la protesta social panameña, organizaciones que buscan cambios sociales y económicos ante la triste realidad en la que viven la mayoría de sus gentes. Y sin duda estos son los peores momentos para esta sociedad en su conjunto.

Queremos denunciar la aprobación de la vergonzante Ley 30, aprobada el pasado 16 de junio de 2010, en sólo 3 días y sin debate alguno, amparándose en la argucia legal de modificar una supuesta ley sobre Aviación Comercial, con la clara intención de pasar desapercibida ante la opinión pública.

Ésta Ley 30 conculca, o como mínimo compromete seriamente, el derecho a huelga y al amparo sindical; brinda impunidad a la Fuerza Pública, en caso de actuar de manera deliberada con fuerza excesiva injustificada. Y se exime de los importantes estudios de impacto ambiental a las obras del Estado que considere de interés social. Siendo las transnacionales mineras, hidroelèctricas, entre otras las principales beneficiarias.

En palabras del Presidente, Ricardo Martinelli, “el país está listo para la inversión extranjera”, y esto es porque ya no existe derecho a huelga para los trabajadores, se desarrolla un proceso de extinción de los sindicatos, se imponen condiciones de esclavitud en el sector laboral; no hay que realizar los “engorrosos” estudios de impacto ambiental y existe una policía dispuesta a sofocar a sangre y fuego las protestas sociales amparada en la impunidad y la licencia para asesinar que le otorga la Ley 30.

En respuesta a ésta despótica actitud del Gobierno se han iniciado paros y huelgas por todo el país, llegando a ser indefinida en muchos casos. La actividad económica del país se está resintiendo, incluyendo la paralización de las obras de ampliación del Canal de Panamá. A su vez, se han producido numerosos arrestos de obreros y de dirigentes del sindicato SUNTRACS.

En las últimas horas se están intensificando las amenazas, los arrestos y la persecución, contra luchadores sociales, representantes de grupos de la sociedad civil, periodistas, activistas de derechos humanos y ambientalistas.

Es por todo esto que las diferentes organizaciones que luchan por los derechos sociales y económicos de los panameños hacen un llamamiento a la solidaridad internacional y de alerta a los organismos internacionales de derechos humanos.

Rebelión

No hay comentarios:

Publicar un comentario