sábado, 24 de julio de 2010

Obama lanza ultimátum a Venezuela

24/07/2010


La esencia del circo mediático en la OEA, sin embargo, es el ultimátum para Hugo Chávez.

La amenaza de Obama al gobierno de Hugo Chávez, transmitida a través de su Departamento Colonial, la Organización de Estados Americanos (OEA), tiene diversos significados. Pretende influenciar las elecciones parlamentarias de septiembre en Venezuela con una psicosis de guerra, tal como hizo la Casa Blanca en las elecciones nicaragüenses de 1990, cuando mandó decir a través de la oposición: “Quién quiere la paz, vota por Violeta Chamorro. Quién vota por Daniel Ortega, vota por la continuación de la guerra.”

Un efecto semejante se quiere alcanzar en las elecciones presidenciales de octubre, en Brasil, apoyando al neoliberal José Serra contra la candidata “guerrillera” y “pro-terrorista” Dilma Roussef. De la misma manera, Washington quiere aplacar la ira de la derecha terrorista nacional e internacional que está furiosa por la detención del terrorista venezolano Peña Esclusa, y la detención y extradición del terrorista salvadoreño Chávez Abarca a Cuba.

La esencia del circo mediático en la OEA, sin embargo, es el ultimátum para Hugo Chávez. La clase política estadounidense le mandó decir, por boca de un cabaretista colombiano de tercera: o aceptas la Doctrina Monroe en América Latina o te vamos a destruir como a Noriega en Panamá, Saddam Hussein en Irak y, pronto, a tu amigo Ahmedinejad en Irán. Esta es tu última oportunidad para evitar el Armageddon, Chávez.

Si realmente existen campamentos de la guerrilla colombiana en Venezuela, o no, es irrelevante. Tan irrelevante, como lo fueron las “armas de destrucción masiva” en Irak. En ambos casos, el supuesto casus belli (causa de la guerra) no fue más que la pérfida apología de la agresión, decidida apriori (de antemano). Ni Colin Powell logró suprimir la evidencia de su mala conciencia y sus mentiras en su performance ante el Consejo de Seguridad de la o­nU, ni el ex diputado colombiano Hoyos, destituido por corrupción, en la OEA.

Leer más...

Ansia de mostrar fuerza para fomentar miedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario