miércoles, 7 de julio de 2010

Modelo mental: Desconfía de tus ideas

07/07/2010

Miras y analizas el mundo, interactúas con otros humanos, te realizas socialmente, consumes, no consumes, vives, formas familia, te jubilas, te mueres, según el marco de valores referenciales de un software implantado en tu cerebro. Y a pesar de que te hiciste todas las preguntas existenciales, hay una que te falta: ¿Quién programa mi cerebro? Si respondes "yo", te saltearías una página clave.

Por Manuel Freytas (*)

Tus pensamientos, tus procesamientos mentales y los contenidos que los referencian, no nacen del aire, provienen de un código, de un marco referencial de reglas y normas sociales aprendidas que le dan sentido y explican tus conductas y acciones.

¿Sabes que si al nacer te hubieran abandonado en una selva sin contacto humano, no tendrías pensamiento humano?¿Y qué serías?

Si lograras supervivir (si algún animal hipotéticamente te alimentara y te diera calor hasta que pudieras manejarte por ti mismo) no serías un ser humano, sino un animal humano que desarrollaría en su cerebro un programa de comportamiento y supervivencia adaptado al entorno.

Tendrías que cazar como los animales, gruñir como los animales, y defender tu territorio matando como los animales.

En otras palabras, no serías un ser humano sino un animal con cerebro humano elemental programado por el entorno de supervivencia de la selva.

Deberías sobrevivir registrando en tu mente un programa aprendido de conductas animales. No serías humano, serías animal, sin el contexto socializado del humano.

En cambio, si en vez de caer en la selva, cayeras en un lugar vacío, sin puntos de referencia, no serías nada. Estarías en blanco. No tendrías pensamiento. Ni humano ni animal.

Eso te explica un primer punto: Tienes pensamiento (mente y reflexión), porqué tienes punto de referencia, en este caso, no la selva sino la sociedad y el mundo en el que convives.

Y, eso a la vez te explica un segundo punto: Los contenidos de tus pensamientos (valores referenciales) provienen de un registro procesado de tu entorno social (y del mundo) de donde mamas tus conductas de convivencia y de supervivencia.

Tú no piensas desde ti, desde tu exclusivo ámbito individual, sino que lo haces en interactividad con el mundo. Y el mundo, sólo se hace real y adquiere sentido a partir del programa y los marcos referenciales (el contenido individual social) que cargas en tu cerebro procesador.

El sistema

¿Y quién elabora los contenidos referenciales del programa insertado en tu cerebro procesador?
El sistema capitalista, cuyos valores referenciales económicos, políticos, sociales, culturales y morales rigen la civilización, hoy nivelada universalmente como "mundo único".

El mundo que tú ves (y procesas), y que la maquinaria mediático-cultural- te presenta como un "orden natural", está conformado por los programas y los contenidos referenciales del sistema capitalista, que tienes incorporado en tu cerebro.

El mundo, es lo que quiere que "veas, sientas y pienses" el sistema que parametra tus pensamientos y marcos de acción en la sociedad en que vives. Que no es otra cosa, que el fiel reflejo de los contenidos y los valores del sistema capitalista que hegemoniza los contenidos de tus conductas y pensamientos.

Tu mente recopila información, la procesa y la sintetiza dentro de parámetros fijados por un código (los valores referenciales normatizados del sistema capitalista).

Tu cerebro acopia y procesa información, experimentas emociones, interactúas pensamientos, te comunicas con otro, emites y recepcionas, a partir de un código y de un programa de pensamiento y acción, cuyo marco referencial no nace de tu cerebro sino del sistema (capitalista) que domina el mundo como "civilización única".

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario