jueves, 1 de julio de 2010

La recesión económica golpea a más de la mitad de los estadounidenses

01.07.2010 Expansión.com/Efe

Más de la mitad de los estadounidenses han perdido empleos e ingresos y han tenido que recortar sus gastos dos años y medio después del comienzo de la recesión, según un informe del Centro Pew de Investigación Social.

Según las cifras oficiales, el índice de desempleo en mayo fue del 9,7%, y el 16,6% de las personas de la fuerza laboral tiene empleos a tiempo parcial o ha abandonado la búsqueda de empleo. Pero el Centro Pew indicó que el impacto de la recesión va mucho más allá de esas cifras: más de la mitad de los estadounidenses han sufrido desempleo, tuvieron recortes en sus remuneraciones, una reducción de las horas de trabajo, o han tenido que aceptar empleos a tiempo parcial.

Una de cada seis personas en Estados Unidos indica que ha tenido que reducir sus gastos, de acuerdo con la encuesta. Según el informe de Pew, el 48% de los encuestados indicó que su situación financiera es ahora peor que antes de la recesión, y un porcentaje similar percibe que la senda hacia la recuperación será larga. Precisamente, este jueves también ha hecho público el Departamentod e Trabajo que el número de peticiones de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó inesperadamentemente la semana pasada en 13.000 unidades hasta la tasa estacionalmente ajustada de 472.000, lo que hace renacer la preocupación por una nueva vuleta de tuerca en el mercado laboral.

Aproximadamente el 26% de los encuestados por el Centro Pew indicó que sus hijos tendrán un nivel de vida peor. Pew señaló que hace una década solamente el 10% de las personas en EEUU tenía esa percepción pesimista. "Lo que este informe demuestra es la amplitud y profundidad del impacto de esta recesión en la población", concluye a la luz de los datos el director de proyecto de Pew, Paul Taylor.

La recesión que comenzó en diciembre de 2007 y tuvo cuatro trimestres consecutivos de contracción de la actividad económica "ha golpeado a casi todos de una forma u otra, y dos años y medio después del comienzo de la recesión, la gente sigue sintiendo los efectos.

El período promedio de desempleo es de 23,2 semanas, el más prolongado que se haya registrado y muy por encima del promedio de desempleo de 12,3 semanas que resultó del final de la Segunda Guerra Mundial cuando coincidieron la desactivación de industrias bélicas y el retorno de millones de soldados.

Expansión

Noticias relacionadas:
Los datos económicos añaden más dudas sobre la economía de EEUU
Cara y Cruz macro en EEUU: el precio de los pisos sube, la confianza cae

No hay comentarios:

Publicar un comentario