miércoles, 7 de julio de 2010

La gobernadora de Arizona y McCain critican a la Casa Blanca por su demanda contra la ley de inmigración

Ambos políticos aseguran que los recursos de la Administración deberían estar destinados a combatir la violencia que genera la inmigración ilegal y no a doblegar leyes.- México aplaude la medida

EL PAÍS - Madrid - 07/07/2010

Mientras la Casa Blanca presentaba una demanda ante los tribunales por considerar ilegal la ley antiinmigración de Arizona, en el sur de EE UU, la gobernadora de dicho Estado, Jan Brewer, ha afirmado sentirse atacada por la Administración de Barack Obama. "Arizona está bajo el ataque de violentos carteles mexicanos y de traficantes de humanos, y ahora Arizona se encuentra bajo el ataque en la Corte Federal del presidente de los Estados Unidos y de su Departamento de Justicia", asegura Brewer en un comunicado de prensa.

La gobernadora de Arizona, fronterizo con Mexico, califica de "equivocación" que se demande al Estado por querer "ayudar" a reforzar las leyes federales de inmigración con una ley que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, ya que permite a la policía detener a personas simplemente por la sospecha de que sean sin papeles. El Departamento de Justicia argumenta en su demanda que el derecho federal está por encima de los estados, de acuerdo con la doctrina constitucional. Para Brewer, sigue siendo una ley "razonable" y "constitucional", por lo que ya tiene preparada una defensa legal para hacer frente a esta y a otras seis demandas. Para la gobernadora, no solo es legal si no que además asegura que la ley Arizona, que si sigue su curso entrará en vigor el 29 de julio, se ha gestado como resultado de las malas políticas migratorias de la Administración estadounidense.

"La demanda presentada el día de hoy es una pérdida de recursos. Esos fondos deberían ser utilizados en contra de los violentos cárteles mexicanos y no en contra de la gente de Arizona", enfatiza Brewer en su comunicado. La decisión de seguir adelante con la polémica ley ha disgustado también a algunos de los gobernadores de los estados que limitan con la frontera de Mexico, según el periódico The New York Times. Seis de ellos escribieron una carta a Brewer en la que amenazaban con boicotear la reunión anual de estos gobernadores si no rectificaba en su empeño. Brewer ya les ha dado una respuesta. En esta ocasión era la anfitriona de la cita, que ya ha cancelado.

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario