jueves, 29 de julio de 2010

El ministro de Trabajo francés, interrogado por el 'caso L'Oreal'

29/07/2010 Agencias | París

El ministro de Trabajo francés, Eric Woerth, está siendo interrogado por la policía en calidad de testigo por el ya conocido 'caso L'Oreal', el escándalo económico con ramificaciones políticas y financieras que tiene a Francia en vilo por las implicaciones que poco a poco van saliendo a la luz.

Woerth, mano derecha del presidente Nicolas Sarkozy, e impulsor recientemente de la polémica reforma de las pensiones, se encuentra en el centro de la sospecha después de que a mediados de junio se desvelasen las grabaciones clandestinas tomadas la casa de la heredera del grupo L'Oréal.

La justicia investiga una presunta financiación ilegal del partido de Woerth, la UMP, después de que un mayordomo de Bettencourt realizase una serie de grabaciones clandestinas entre la multimillonaria y sus allegados en las que se menciona al ministro de Trabajo.

Su abogado, Jean-Yves Le Borgne, no quiso hacer comentarios antes del inicio del interrogatorio, pero anunció que se celebrará una conferencia de prensa cuando haya terminado.

Estas cintas sugieren un posible conflicto de intereses para Woerth, que fue ministro del Ejercicio entre mayo 2007 y marzo 2010 y es el tesorero del partido del presidente Nicolas Sarkozy, el UMP. Familiares y amigos de la señora Bettencourt, dueña del imperio L'Oreal, han financiado este partido en nombre de la multimillonaria, que también empleó su esposa y podría haberse dedicado al negocio de la evasión fiscal.

El ministro, también alcalde de la ciudad de Chantilly, meca de las carreras de caballos en Francia (al norte de París), ha rechazado hasta ahora toda idea de dimisión ya que dice desear que haya "transparencia" y para eso espera explicar todo lo sucedido.



El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario