jueves, 1 de julio de 2010

El Golfo de México plantea problemas de toxicidad sin precedentes

01-07-2010


Global Research

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


Si vives en EE.UU., sobre todo a la orilla de los 1.500 kilómetros del Golfo, tienes que desintoxicar tu cuerpo ahora. El motivo: el petróleo crudo está repleto de un producto químico tóxico llamado benceno. Incluso en pequeñas cantidades, el benceno se asocia con la leucemia, el linfoma de Hodgkin y otras graves enfermedades de la sangre y del sistema inmunológico. El “nivel seguro” de la EPA [Agencia de protección medioambiental de EE.UU.] para el benceno es de 4 ppb (partes por mil millones) y el benceno se encuentra en el aire del Golfo a niveles de 3.000 ppb. El petróleo crudo se huele a cientos de kilómetros y, no te quepa la menor duda, si puedes oler petróleo estás aspirando benceno altamente tóxico.

Con el petróleo también salen a borbotones numerosos gases tóxicos del subsuelo. Entre los gases a los que está expuesto todo el que se encuentre cerca del Golfo se incluyen el sulfuro de hidrógeno y el cloruro de metileno. El límite permisible para el sulfuro de hidrógeno de la EPA es entre 5 y 10 ppb (partes por mil millones), pero el 3 de mayo se registraron niveles en el aire de 1.192 ppb. Un antiguo director ejecutivo de una compañía petrolera dice que esos niveles plantean riesgos graves, incluso fatales, a adultos y niños nonatos. El sulfuro de hidrógeno actúa como el monóxido de carbono y los gases de cianuro: inhibe la respiración celular y la captación de oxígeno, y causa sofocación celular. En cuanto al cloruro de metileno, el cuerpo lo convierte en monóxido de carbono, y se sabe que causa daño al hígado, a la piel y cáncer. El nivel seguro de la EPA para cloruro de metileno de 61 ppb, y se encuentra en el aire a niveles de 3.000 ppb.

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario