miércoles, 14 de julio de 2010

Cinco grupos hoteleros surgidos durante la dictadura tienen denuncias en varios países en desarrollo

Las multinacionales hoteleras acumulan denuncias por explotación laboral y ambiental

14-07-2010

María José Esteso Poves
Diagonal


En los ‘80 las multinacionales hoteleras españolas se lanzaron en busca de paraísos ambientales, laborales y fiscales más rentables. Muchas de estas empresas acumulan hoy denuncias por sus prácticas.

De entre las 70 transnacionales hoteleras más grandes del mundo, ocho son de capital español y de ellas, cinco, Sol Meliá, Barceló, Riu, Iberostar, y Fiesta, son originarias de Baleares. Esas compañías hosteleras pertenecen a familias de la burguesía isleña que estrecharon lazos e incluso financiaron el Franquismo.

A la sombra del régimen se expandieron en los años ‘60 y ‘70, con el apoyo de empresarios alemanes e ingleses. Pero con la llegada de la democracia, las reglas del juego ya no les beneficiaron y en los ‘80 se trasladaron para ‘hacer las Américas’ a los lugares más paradisíacos de Latinoamérica, sobre todo al Caribe, y llegaron también a países mediterráneos e, incluso, a la Indonesia del dictador Suharto.

Joan Buades, impulsor de la ecotasa en Baleares, profesor y ex diputado por Los Verdes, pertenece al Grupo de Investigación en Sostenibilidad y Territorio (GIST), de la Universitat de les Illes Balears. Buades ha estudiado los efectos del turismo y cómo se mueven estas multinacionales de sol y playa. Denuncia que la riqueza no revierte en las comunidades donde se instalan las cadenas hoteleras, que estos empresarios buscan leyes laborales ‘laxas’, se apropian del agua y el suelo, y cuando han agotado los recursos naturales buscan nuevos destinos.

Un ejemplo de esas prácticas es la cadena Riu Hoteles, creada en Mallorca en 1953 por la familia Güell, que colaboró con la dictadura. Riu Hoteles ocupa hoy el puesto 27 en el ránking mundial y su máxima accionista es Carmen Riu Güell, (con una fortuna superior a 500 millones de euros) junto al grupo alemán TUI.

La cadena ha construido 109 hoteles en 18 países. Riu arrastra varias denuncias por sus malas prácticas ambientales y laborales. Entre otras, por la construcción de un hotel en la playa de Matapalo, en Guanacaste, Costa Rica, en el que 200 trabajadores nicaragüenses enfermaron por las condiciones extremas a las que estaban sometidos y uno de ellos murió. El complejo de Matapalo, de 700 habitaciones, es uno de los más grandes de Costa Rica, e incluye además piscinas y campo de golf.

(Enlace reparado)
Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario