sábado, 24 de julio de 2010

Activistas de la Flotilla de la Libertad presentan en la Audiencia nacional española una querella contra el presidente israelí y seis de sus ministros

24-07-2010

La Asociación Cultura, Paz y Solidaridad enviará dos barcos con bandera española hacia Gaza para romper el bloqueo


El cooperante Manuel Tapial, uno de los tres españoles que estaba a bordo de la 'Flotilla de la Libertad' que fue abordada el pasado mes de mayo por tropas israelíes, anunció ayer que la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad enviará dos barcos con bandera española hacia Gaza para romper el bloqueo.

Así lo manifestó el activista tras presentar en la Audiencia Nacional junto a su compañera Laura Arau, que también formaba parte de la expedición, una querella por crímenes de guerra y contra la humanidad contra el jefe del Ejecutivo israelí, Benjamin Netanyahu, otros seis ministros de su Gobierno y un alto cargo militar.

La iniciativa de fletar dos naves de pabellón español forma parte de la nueva campaña de su asociación, 'Rumbo a Gaza', para mostrar su solidaridad con el pueblo palestino, aunque Tapial ha mostrado su deseo de "no tener que hacerlo" porque significaría el fin del embargo y que la población de Gaza "pueda ejercer su soberanía".

Preguntado por la reacción del Ejecutivo español, el cooperante criticó las "no actuaciones" del Gobierno, que calificó de "graves" porque en esta situación se daban "todos los ingredientes" para que el Estado "interviniera de oficio".

Israel considera la querella 'una provocación'

Por otro lado, la reacción de Israel no se ha hecho esperar. El portavoz oficial del Ministerio israelí de Relaciones Exteriores, Igal Palmor, calificó de "provocación" la presentación en España de la querella.

"El Estado de Israel actuó y sigue actuando conforme al derecho internacional. Esta querella no es más que la continuación de la provocación de la flotilla".

Palmor afirmó que los cooperantes españoles "son indiferentes a la ley y el derecho, que sólo utilizan para proseguir su campaña de propaganda contra Israel".

Entre otros delitos, en la querella se acusa al liderazgo israelí del secuestro y deportación de los tres activistas españoles.

La querella va dirigida contra el jefe del Gobierno de Israel, Benjamín Netanyahu, y varios miembros de su ejecutivo; los titulares de Defensa, Ehud Barak; Exteriores, Avigdor Lieberman; Inteligencia y Asuntos Atómicos, Dan Meridor; Asuntos Estratégicos, Moshe Ya'alon; Interior, Eli Yishai, y Benny Bergin, ministro sin cartera.

Antecedentes y últimas reacciones

Durante el ataque, ocurrido el pasado 31 de mayo, nueve activistas turcos murieron por disparos de los comandos israelíes que abordaron la flotilla humanitaria 'Mavi Marmara' -en la que, además de Tapial y Arau, iba a bordo el periodista David Segarra- en aguas internacionales, un suceso que condujo posteriormente al levantamiento parcial del bloqueo a la franja.

Varias organizaciones, entre ellas de Irán y Líbano, llevaban anunciando desde entonces que volverán a intentar romper el bloqueo israelí.

Uno de los abogados que ha participado en la redacción de la querella, Enrique Santiago, ha apuntado la posibilidad de ir ampliándola a medida que avance la investigación contra funcionarios israelíes "que hayan tenido responsabilidad en la puesta en marcha de este plan criminal y en su ejecución".

Rebelión

No hay comentarios:

Publicar un comentario