sábado, 12 de junio de 2010

Trabajo admite que da dinero de los pensionistas a sindicatos americanos

O.P:
Esto es la leche!!!!! El gobierno español le roba a los ciudadanos de apié con los Impuestos y ahora más subida de Luz e IVA para darselo a otros chupopteros de otros países!!!!
Ah! y a los pobres pensionistas, que no hacen más que bajarles o congelarles sus pensiones y son los que más sufrirán las subidas de este mes!!!! A este paso las calles se llenarán de mendigos y los supers de pensionistas hambrientos que intentarán sustraer algo que llevarse a la boca!!!


Cifra en diez céntimos de euro al año por pensionista el coste de la «aportación»


Día 12/06/2010 - 09.40h

El Ministerio de Trabajo reconoció ayer la información publicada por ABC en la que se afirmaba que la Seguridad Social destina fondos para sindicalistas en América Latina. Igualmente, el Departamento que dirige Celestino Corbacho asumió que días después de congelar las pensiones de seis millones de españoles, muchos de los cuales cobran por debajo del salario mínimo, el Consejo de Ministros del pasado 4 de junio autorizó a la Tesorería General de la Seguridad Social a realizar una aportación financiera de 1.400.000 euros para la formación de los agentes sociales de Iberoamérica.
Para Trabajo, el problema no parece residir en que ese dinero salga del organismo «guardián»de la hucha de las pensiones, porque reconoce sin matices que «dentro del presupuesto de la Seguridad Social la contribución bianual de 1.400.000 euros supone 5 millonésimas» del mismo. Es más, cuantifica que para cada pensionista, congelados por decreto, sólo supone diez céntimos al año.
De tal manera que no sólo admite que la información de ABC es exacta en todos sus extremos, sino que, además, asume que el dinero sale de la caja única del sistema de la Seguridad Social, una decisión que resulta sorprendente toda vez que existen organismos como la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (Aecid) que cuentan con competencias expresas para llevar a cabo esas ayudas, sin necesitad de tocar los fondos aportados con el esfuerzo de los trabajadores y las empresas para garantizar el futuro del sistema de las pensiones. Donde Trabajo parece no tenerlo tan claro, a tenor del comunicado dirigido a este periódico, es en el asunto de la financiación de los organizaciones empresariales o sindicales latinomericanas.
ABC informaba ayer que se trataba de una «aportación financiera» de la Tesorería General de la Seguridad Social, como así reza en la nota sobre el acuerdo del Consejo de Ministros del 4 de junio: «Se autoriza una aportación financiera por importe de 900.000 euros por parte de la TGSS para la realización del proyecto de cooperación técnica «Fortalecimiento de la formación en materia de Seguridad Social, en particular respecto a la viabilidad de los sistemas de protección social, de los agentes sindicales en América Latina entre el Ministerio de Trabajo y el Centro Intrnacional de la Formación de la OIT». Pues bien, el Ministerio entiende que la «aportación financiera» a la que se refiere el Consejo de Ministros «no supone financiación alguna para las organizaciones empresariales o sindicales latinoamericanas».
Contradicción
Si bien, a continuación, se contradice al afirmar que «sí son destinatarios de las actividades formativas y conjuntas planteadas». O sea, que la «aportación financiera» de la Tesorería General de la Seguridad Social «no supone financiación alguna» de los agentes sociales de Iberoamérica, pero sí son «destinatarios» de la financiación.
En su nota, Trabajo no hace mención a las otras aportaciones financieras anteriores a las del 4 de junio pasado, también a través de la Tesorería de la Seguridad Social, y en las que se habían destinado de los fondos de este organismo otros 1,4 millones adicionales a los 1,4 aprobados once días después de que el Gobierno congelara el sueldo de seis millones de pensionistas. Trabajo se consuela con que sólo les supone «diez céntimos de euro por pensionista y año».
Quien se sumó ayer a las tesis del Ministerio de Trabajo fue CC.OO., al asegurar que «la información publicada en ABC sobre el programa de cooperación que desarrolla la OIT en materia de Seguridad Social en Iberoamérica manipula gravemente la naturaleza y objetivos de la cooperación». Quizá Comisiones no entendió la información, porque ABC no cuestionó la cooperación, sino que con el dinero de los pensionistas españoles, congelados por decreto, se financie a los agentes sociales de Iberoamérica once días después del «decretazo».

Fuente:
http://www.abc.es/20100612/espana/trabajo-sindicatos-americanos-201006120844.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario