lunes, 28 de junio de 2010

RBS, Hacienda y la Generalitat, principales afectados de la quiebra de Sacresa

28.06.2010 Marisa Anglés. Barcelona

El grupo inmobiliario Sacresa ha presentado esta mañana concurso voluntario de acreedores en el Juzgado Mercantil número 2 de Barcelona con un pasivo bancario superior a los 1.500 millones de euros. La entidad británica Royal Bank of Scotland, Hacienda, la Generalitat y una lista de 25 bancos y cajas son los principales afectados.

La empresa propiedad de la familia Sanahuja, que comunicó al juez su situación de insolvencia el 19 de febrero, agotó su plazo de negociación con la banca y tenía de plazo hasta hoy a las 15 horas para presentar concurso voluntario de acreedores.

El Juzgado ha confirmado que los abogados de Sacresa ya han presentado la solicitud del concurso. En los próximos días el juez decidirá si admite a trámite el concurso voluntario de acreedores.

Fuentes oficiales de la compañía indicaron la semana pasada que la empresa negociaría con la banca hasta el último momento su plan de viabilidad. La familia Sanahuja estaba dispuesta a ceder a la banca activos valorados en 1.000 millones de euros, que incluían el proyecto inmobiliario de Finestrelles. Su objetivo era reducir deuda y el tamaño de la compañía y centrarse en el negocio residencial en Barcelona.

Su deuda con unas veinte entidades financieras, el Institut Català de Finances, dependiente de la Generalitat, y Hacienda la convierte en la tercera inmobiliaria que ha presentado concurso de acreedores por volumen de deuda, por detrás de Martinsa Fadesa y la también catalana Habitat.

La compañía ha confirmado que el pasivo total de las sociedades afectadas asciende a 1.800 millones de euros. Las sociedades que han solicitado concurso voluntario son: Cresa Patrimonial, Sacresa Terrenos Promoción, Sacresa Terrenos 2 y Sanahuja Escofet Inmobiliaria (Sein).

Según ha informado hoy, Grupo Sacresa "ha venido negociando con sus bancos acreedores una propuesta de refinanciación que a fecha de hoy no ha obtenido el respaldo suficiente).

PRINCIPALES ACREEDORES.
Pese a la solicitud de concurso, representantes de Sacresa y de las principales entidades financieras acreedoras están citados hoy a una reunión para seguir negociando, en un intento para poder retirar el concurso hoy mismo o mañana en caso de acuerdo, explicaron a Europa Press fuentes cercanas a la negociación.

Los principales escollos son unas garantías hipotecarias conjuntas entre varias entidades y la negativa a firmar un acuerdo del principal banco acreedor, RBS, que reclama a Sacresa 318 millones.

Entre el resto de acreedores de la sociedad también figuran Hacienda, con 150 millones, y el Institut Català de Finances (ICF), organismo dependiente de la Generalitat, con 81,3 millones, además de unos 25 bancos y cajas.

Expansión

Noticias Relacionadas

Sacresa agota el plazo para negociar su deuda y Fbex suspende pagos

La banca afronta su camino de ida y vuelta en el sector inmobiliario

Los Sanahuja negocian con la banca la salvación de Sacresa

No hay comentarios:

Publicar un comentario