viernes, 18 de junio de 2010

Las 10 cajas más perjudicadas por la crisis

18/06/2010

El sector de cajas de ahorros, que sigue en beneficios transcurridos tres años desde el inicio de la crisis, ve mermar sus resultados, en línea con el deterioro que está registrando el conjunto de entidades financieras.

Un total de diez cajas de ahorros experimentaron una caída del beneficio de más del 60% en el primer trimestre del año, según los datos publicados ayer por Ceca, la patronal del sector. La disminución de ingresos, consecuencia de la rebaja de los tipos de interés y de la menor actividad económica, y el esfuerzo en provisiones, que absorbe buena parte de los márgenes del negocio, están pasando factura a los beneficios. Es uno de los factores que, a la postre, ha acelerado la actual reestructuración del sector, de la que menos de una decena de cajas se mantiene al margen.

La aragonesa Caja Inmaculada (CAI) es la entidad que ha sufrido el mayor deterioro. La caja, que defiende su proyecto en solitario, registró una disminución de su beneficio del 81% en el primer trimestre. El porcentaje está en línea con el presentado por Caja Insular de Canarias y Caja Madrid. Ambas han acordado su unión virtual con Bancaja –con un descenso del resultado del 27%–, Rioja, Laietana y las castellanoleonesas Ávila y Segovia. El comportamiento de este grupo de entidades oscila entre el recorte del 50% de Caja Ávila y el descenso del 5% de Caja Segovia.

El beneficio de Caja Burgos, integrada en Banca Cívica con Caja Navarra y Caja Canarias; Caixa Catalunya, líder del proyecto con Tarragona y Manresa; así como Caja Duero, Cantabria, Jaén y Guadalajara, también ha retrocedido más de un 60%.

Aguante
Este comportamiento contrasta con el aguante demostrado por seis entidades, que han logrado repetir o incluso mejorar su resultado neto al cierre del primer trimestre. Caja Granada consiguió elevar su cuenta cerca de un 10% y Caja Badajoz, sobre la que existen especulaciones sobre una posible integración con Cajasol, un 7%. El beneficio de Caixa Galicia, que obtuvo atípicos por 104 millones en el primer trimestre gracias a la venta del 45% de Investimentos Ibéricos, avanzó un 5%. Tarragona, Manlleu y BBK repitieron resultados.

Por otra parte, el margen de intereses, el pilar de la cuenta y el que mejor refleja el negocio típico bancario, disminuyó a tasas de al menos el 25% en un total de quince entidades. En Caja Ávila, la caída alcanzó el 51%; y en Vital, Caja Cantabria y SaNostra, en torno a un 48%. La merma en Caja Burgos se sitúa en el 43% y en Caja Madrid, en casi el 35%.

Cuatro entidades, por el contrario, fueron capaces de seguir incrementando la horquilla entre sus ingresos y sus costes financiero, en un entorno en el que el ajuste de la cartera de créditos a la rebaja de los tipos de interés está presionando el negocio básico de toda la banca. El margen de Caixanova avanzó cerca del 10%, y el de Caixa Terrassa, un 5,4%. El aumento en el caso de Caja Badajoz se sitúa en el 3,19%, una ratio similar a la publicada por la andaluza Unicaja.

En el capítulo de los depósitos de clientes, entidades como Caja Badajoz, Caixa Catalunya, Caja Madrid, Caja Navarra, Bancaja, Caja Jaén, Kutxa y Caja Duero mostraron una reducción de en torno al 5% con respecto a cierre de año. En la comparativa con el primer trimestre de 2009, el saldo, sin embargo, se mantiene estable o aumenta en la mayoría de las entidades.

CajaSur y CCM
CajaSur y Caja Castilla La Mancha (CCM), intervenidas por el Banco de España, se mantienen en situación de pérdidas. La entidad andaluza cerró el primer trimestre con un resultado negativo de 116 millones, frente al beneficio de 1,8 millones del pasado año. El margen de intereses de la entidad se deterioró un 18%, con una salida de depósitos de clientes del 5% en el último año, hasta situar el importe total en cerca de 13.200 millones a finales de marzo.

El descenso entre marzo y diciembre se cifra en el 3,5%. Uno de los factores que ha llevado a la intervención de la entidad ha sido su falta de solvencia, que ya ha provocado las primeras actuaciones del supervisor. CajaSur comunicó ayer que el Fondo de Ayuda (Frob) ha suscrito una emisión de cuotas participativas por 800 millones de euros para reforzar sus recursos propios. En el momento de la intervención, su ratio de solvencia (ratio BIS) no alcanzaba el 4%, por debajo del mínimo exigido en el 8%.

CCM perdió en el primer trimestre del año 202 millones, frente a los números rojos de 48 millones de hace un año. El margen de intereses de la entidad ha caído en este periodo en torno a un 9%.

La Ley de Cajas, al consejo de Ceca
El consejo de administración de la Confederación Española de Cajas (Ceca) volverá a tener hoy sobre la mesa la reforma de la ley de cajas, de cara a la presentación de una propuesta conjunta por parte del sector con vistas a su próxima modificación. El Gobierno y la oposición pactaron hace un mes introducir cambios en la normativa, para mejorar las vías de captación de capital de las cajas, ante los nuevos requerimientos regulatorios que se avecinan. El propio sector también ha reclamado estos cambios, si bien entre las cajas existen distintas preferencias a la hora de elegir la mejor opción para mejorar la solvencia.

Algunas entidades abogan por la emisión de cuotas participativas con derechos limitados, que podrían reducirse en un rango que oscila entre el 40% y el 50% del capital. Otras cajas, sin embargo, premian la opción más innovadora de crear bancos. Se les traspasaría el negocio bancario de la caja, que pasaría a ser su accionista, bien manteniendo su condición de entidad de crédito, bien constituyéndose como fundación. Algunas voces consideran que esta última opción sería la que mejor podrían entender los inversores internacionales. La rebaja del poder de influencia de los partidos es el otro gran asunto pendiente a abordar.

Fuente (y ver la imagen ampliada de la Entidades):

http://www.expansion.com/2010/06/18/empresas/banca/1276817962.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario