jueves, 24 de junio de 2010

La élite sionista que controla los grandes grupos mediáticos compra PRISA

24/06/2010

Las empresas del grupo PRISA siempre fueron un fraude informativo

La compra de PRISA por los vips de Wall-Street pone de manifiesto, una vez más, la ilusión y la falsedad de la información en los medios mayoritarios. El País, la SER y todas las empresas del grupo PRISA siempre fueron un fraude informativo. Ningún otro grupo como él en España para conducir la opinión y desmovilizar, desde el neoliberalismo más estricto, a la población. El papel jugado a lo largo de los años por el grupo para la construcción de la Europa de los mercaderes y financieros, así como para nuestra integración en el club de matones que es la OTAN, ha sido decisivo. Con el paso de los años no ha hecho más que ahondar en su propia política implicandose, además, activamente en la desestabilización de cualquier gobierno democrático y progresista en Latinoamérica. La política informativa respecto a Evo Morales y Hugo Chavez no solo ha sido mentirosa y obsesiva si no que muy bien se podría calificar de desestabilizadora y golpista.

Pese a la protección de que ha gozado el grupo, especialmente por los gobiernos socialistaas, su mala gestión le ha llevado a sumar una deuda acumulada de más de 7.ooo millones de euros situándolo al borde del precipicio y de la bancarrota. Para salvar la situación y mantener la solvencia del grupo, Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo y asiduo al grupo Bilderberg, ha hecho valer sus relaciones dando entrada de forma definitiva a lo más selecto del capital sionista de Wall-Street a través de Liberty, representada por Nicolas Berggruen. Entre los partícipes de Liberty figuran más de 70 firmas de inversión, entre las que se encuentran las gestoras alternativas más famosas de Wall Street y también participan los brazos inversores de Citigroup, Credit Suisse, Deutsche Bank, Morgan Stanley o el mismo Soros Fund del magnate húngaro.

600 millones de euros. O lo que es lo mismo, el 58% de las acciones del grupo garantizarán de forma definitiva la solvencia de PRISA y el control informativo férreo de las posturas proselitistas neoliberales, sionistas y globalizadoras. Parece ser que la cartera de Cebrián sale muy favorecida de la operación.

Ninguna novedad representa la compra de PRISA ya que se inscribe en la decidida política de adquisición y control informativo de medios, de lo que a todas luces debemos llamar "lobby judío", sionismo u oligarquía capitalista judeo-cristiana sionista.

En la actualidad no hay ningún grupo mediático mundial de importancia ni en prensa, TV o radio, que no esté directamente gestionado directamente o a través de paquetes accionariales por el llamado "lobby judío", que yo prefiero llamar sionismo y que es, entre otras cosas, el que soporta al estado de Israel y dirige toda la política exterior y de guerra estadounidense.

Leer más....

No hay comentarios:

Publicar un comentario