domingo, 20 de junio de 2010

Investigan a un cardenal y un ex ministro italiano por un caso de corrupción

EFE 20/06/2010 - 16:05 H

  • La supuesta trama de corrupción está vinculada con la organización de la cumbre del G8 que finalmente se celebró en L'Aquila.
  • En la misma operación se investiga a un ex ministro de Berlusconi.
  • El Vaticano ha salido en defensa del cardenal Sepe.

El cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles, y el ex ministro italiano Pietro Lunardi, del gobernante partido "Pueblo de la Libertad" (PDL), figuran en la lista de investigados por la supuesta trama de corrupción vinculada con la organización de la cumbre del G8 de la isla de La Magdalena.

Según informan hoy los medios de comunicación italianos, la Fiscalía de Perugia investiga a ambos por su posible vinculación con las actividades ilícitas de personajes pertenecientes a la supuesta trama, entre ellos el empresario romano Diego Anemone y el ex presidente del Consejo de Obras Públicas Angelo Balducci.

La Fiscalía de Perugia investiga la Sepe por la reestructuración y venta de algunos inmuebles en 2005 pertenecientes a la 'Propaganda Fide', la Congregación de la Santa Sede para la Evangelización de los Pueblos de la que era prefecto, operaciones en las que pudo participar de modo ilícito Anemone a cambio de otros favores al prelado.

"El cardenal había mostrado ya su disposición a hablar con los magistrados de Perugia. Lo hará y aclarará su posición. Ha dicho que está sereno y esperamos que también esta fase de la investigación se lleve adelante en un clima más bien tranquilo", afirman fuentes vaticanas que recoge hoy el diario Corriere della Sera.

Sobre Lunardi, nombrado en 2001 ministro de Infraestructuras y Transportes por Silvio Berlusconi, también se investiga una reestructuración y venta de un inmueble en la que pudo participar Balducci, quien junto a Anemone permanece detenido desde el pasado febrero por su supuesta participación en la trama.

Apoyo de la Santa Sede

En declaraciones a Radio Vaticano, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, quiso expresar este domingo su "estima" hacia el prelado, al tiempo que aseguró que Sepe colaborará con la Justicia italiana para aclararlo todo. "Lo primero de todo, quiero transmitir una palabra de estima y de solidaridad hacia el cardenal Sepe, en este momento difícil.

El cardenal Sepe es una persona que ha trabajado y trabaja para la Iglesia y para el pueblo que le ha sido encomendado, de modo intenso y generoso, y tiene derecho a ser respetado y estimado", dijo Lombardi.

Larga lista de investigados

Crescenzio Sepe y Pietro Lunardi son dos nuevos nombres que añadir a la larga lista de investigados por la supuesta trama corrupta para la organización de grandes eventos en Italia, entre ellos la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G8 en La Magdalena, que finalmente se celebró en L'Aquila tras el seísmo de abril de 2009.

El caso, por el que también se investiga al jefe de la Protección Civil, Guido Bertolaso, comenzó cuando la Fiscalía de Florencia realizó unas escuchas telefónicas por una supuesta irregularidad en la urbanización de un área de la capital toscana, en la que está implicado un arquitecto que supuestamente iba a encargarse de una de las obras para la cumbre del G8.

De lo que hasta ahora se ha investigado, han salido a la luz supuestos favores sexuales de prostitutas a Bertolaso facilitadas por Anemone a cambio de beneficios en la preparación de la cumbre, así como otras posibles irregularidades en la organización del Mundial de Natación de Roma del verano pasado.

El pasado 4 de mayo, el ministro de Desarrollo Económico italiano, Claudio Scajola, anunciaba su dimisión después de que estallara el escándalo por la hipotética compra del apartamento en el que vivía en Roma con dinero negro procedente de Anemone.

Fuente:

http://www.20minutos.es/noticia/742519/0/cardenal/corrupcion/italia/



No hay comentarios:

Publicar un comentario