lunes, 7 de junio de 2010

El OIEA sospecha que Irán puede estar fabricando la bomba

(IAR Noticias) 07-Junio-2010

Irán es un "caso especial" por el temor a que pueda estar desarrollando una bomba atómica, dijo el lunes el director del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), mientras el mundo árabe trata de volver la atención de la agencia nuclear de la ONU sobre el programa nuclear de Israel.

IAR Noticias /
Agencias

El embajador iraní ante el OIEA dijo que la capacidad nuclear israelí es la cuestión verdaderamente importante.

Esta semana se espera una votación del Consejo de Seguridad de la ONU sobre nuevas sanciones a Irán, y el director general del OIEA, Yukiya Amano, destacó que la república islámica está aumentado su enriquecimiento de uranio desafiando las resoluciones de la ONU que piden su cese y su fracaso a la hora de garantizar un acceso sin limitaciones a sus inspectores y sus supervisores.

"También tengo que mencionar que Irán es un caso especial, debido, entre otras cosas, a la existencia de asuntos relacionados con posibles dimensiones militares de su programa nuclear", declaró en la inauguración de un encuentro de la Junta de Gobernadores del OIEA, compuesta por 35 países.

Pero el representante iraní dijo que la agencia con sede en Viena debería centrar su atención sobre el archienemigo de Teherán en la región, Israel, que no ha firmado el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear y se cree que es el único país con armas nucleares en Oriente Próximo.

El debate se produce después de una conferencia de la ONU que ha durado un mes en Nueva York para revisar el TNP que puso la atención sobre Israel en un momento en el que está en el centro de la polémica por su asalto sobre una flotilla de ayuda dirigida a Gaza.

"Israel es una grave preocupación de seguridad para la región y el mundo", dijo Ali Asghar Soltanieh a los periodistas, criticando "los crímenes contra la humanidad en Gaza. Este tipo de violación del derecho internacional, además de su capacidad nuclear, es muy peligroso para la seguridad de todo el mundo".

Israel, al igual que India, Pakistán y Corea del Norte, no han firmado el TNP. El estado judío dice que no puede tratar este asunto mientras muchos de sus vecinos sigan siendo contrarios a su existencia. No ha querido confirmar ni desmentir si tiene armas nucleares.

Al no formar parte del TNP, no ha tenido que renunciar bajo juramento a las armas nucleares ni recibir inspectores a sus instalaciones atómicas. Irán, que sí está incluido en el tratado, sí ha permitido cierto acceso a los inspectores del OIEA, pero Occidente considera que quebranta el tratado y es un posible peligro nuclear.

El Gobierno de Mahmud Ahmadineyadcriticó ayer el informe de nueve páginas delOIEA, agencia dependiente de la ONU, porque no menciona el acuerdo firmado hace dos semanas con Turquía y Brasil durante la visita del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a Irán.

Este plan prevé que Teherán entregue a Turquía 1,2 toneladas de uranio enriquecido y, a cambio, reciba combustible nuclear para mantener su reactor científico en Teherán.

Aún así, Irán se quedaría todavía con 1,2 toneladas de uranio, es decir, suficiente para una bomba atómica, siempre y cuando logre enriquecer este material hasta el 90%. Irán continúa con el enriquecimiento de uranio a pesar de que hace cuatro años el Consejo de Seguridad le exigiera detener ese proceso.

El embajador iraní ante esa agencia internacional con sede en Viena, Asghar Soltanieh, indicó ayer que la falta de mención del acuerdo junto con la "reiteración de ciertos asuntos" muestra una tendencia que "daña la imagen del OIEA."

Michael Hammer, portavoz de la Casa Blanca, aseguró ayer que el informe "revela que Irán continúa sin cumplir sus obligaciones internacionales, así como su contumaz ausencia de colaboración con el OIEA". También el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francés, Bernard Valero, afirmó que a la luz del informe "no queda otra solución que buscar la rápida adopción de nuevas sanciones".

China, pro su parte llamó a Irán a aumentar su cooperación con el OIEA "para resolver las cuestiones pendientes lo más pronto posible", declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ma Zhaoxu.

La cuestión nuclear iraní era uno de los asuntos que iba a tratar este lunes el presidente de EEUU, Barack Obama, con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, cuyo programa atómico se escapa al control internacional. Se calcula que el Estado judío posee entre 70 y 200 cabezas nucleares.

Altos funcionarios y jefes militares israelíes han advertido en varias oportunidades de que llevarían a cabo acciones militares contra Irán si la diplomacia falla y la República Islámica se aproxima a conseguir ojivas nucleares.

El encuentro entre Obama y Netanyahu fue postergado después de que Israel atacara en aguas internacionales a un barco civil que llevaba ayuda humanitaria a Gaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario