martes, 22 de junio de 2010

Alemania ¿Se detiene la locomotora económica europea?

22-06-2010




Los terremotos económicos que en los últimos meses han sacudido a varios países de la Unión Europea, acaba también de hacer su entrada en Alemania cuya canciller, Angela Merkel, anunció drásticas medidas de austeridad para los próximos años que se elevarán a más de 80 000 millones de euros con el fin de evitar una crisis financiera interna.

Catalogado por los expertos como el plan de ahorro más drástico del país desde la Segunda Guerra Mundial, los recortes se realizarán en forma escalonada con 11 100 millones en 2011; 17 000 millones den 2012; 25 700 millones de 2013 y 32 400 millones en 2014.

Durante el congreso de la Iglesia Ecuménica en la capital bávara, días antes del anuncio oficial sobre los recortes, la canciller había reconocido que el país “ha vivido por décadas por encima de sus posibilidades”.

Su débil crecimiento en el último lustro, en comparación con el empuje de China, ha motivado que el país asiático pasara a ser la tercera potencia económica mundial con un Producto Interno Bruto de 4 757 743 millones de dólares, y Alemania pasara al cuarto puesto con un PIB de 3 235 463 millones de dólares en 2009.

En conferencia de prensa tras dos jornadas de reuniones extraordinarias del Consejo de Ministros, Merkel, confirmó recortes en obras de infraestructura y construcción, la reducción de la plantilla de funcionarios de la administración central en 15 000 trabajadores, la creación de un impuesto sobre las ganancias de los operadores de plantas de energía nuclear y otro al carburante utilizado por las líneas aéreas internas.

Asimismo, se analizará un nuevo impuesto a las operaciones bancarias con el que se recaudaría 2 000 millones de euros a partir de 2012, mientras el Ministerio de Defensa estudiará la reducción de 40 000 efectivos de las fuerzas Armadas.

Con estas contracciones, el gobierno pretende rebajar el déficit fiscal al 3 % establecido por la Unión Europea, el cual se estima que este año supere el 5 % del PIB debido a la implementación anterior de políticas de estímulo. En 2009 el déficit fue de 3,3, el más bajo de la zona euro. Berlín quiere ofrecer un ejemplo como cabeza de Europa para que los demás integrantes de la UE y sobre todo de la zona euro sigan sus pasos como forma de fortalecer la presencia del viejo continente en la arena económica internacional.

En ese sentido, la canciller argumentó que “los últimos meses han demostrado, con los casos de Grecia y de otros países de la zona euro, lo importante que es tener finanzas sólidas”.

Leer más...


No hay comentarios:

Publicar un comentario