martes, 27 de abril de 2010

Los diarios españoles El País y El Mundo técnicamente K.O.

O.P.

Por lo que se ve tantas mentiras publicadas les está costando caro, pues eso ha hecho que la gente deje de confiar en los periódicos y por lo tanto dejen de comprarlos.

El diario El País (parte del grupo Prisa) está en quiebra técnica y ha tenido que ser salvado in extremis por un fondo de inversión norteamericano y una moratoria en sus grandiosas deudas.

El diario El Mundo, por su parte, no se atreve a publicar sus cuentas, por temor al nerviosismo de sus acreedores.

Ambos periódicos, primero y segundo en España, escenifican la victoria de la información de la Red frente a la dirigida por el poder económico.

En apenas un mes el Bilderberg va a reunirse en Barcelona. El País ya ha dicho que no va a informar de esta reunión porque su capitostes general, Juan Luís Cebrián, será uno de los que acuda a esa reunión de conspiradores.

El Mundo si informará para perjudicar a Cebrián.

En fin… Está claro que más tarde o más temprano la verdad siempre sale a la luz y esta acaba ganando :-)

A continuación la noticia:


Prisa logra refinanciar sus créditos de 5.000 millones y Unidad Editorial se hunde en los números rojos

El País evita in extremis ser embargado mientras El Mundo es incapaz de pagar los intereses de su deuda

"Las empresas periodísticas reciben siempre un trato de favor de los bancos", señala un analista


El País encareció ayer 30 céntimos su edición dominical, hasta los 2,5 euros, lo que le reportará unos 7 millones de euros adicionales al año.

Ha sido una, de las muchas exigencias y condiciones --otras han sido vender parte de Santillana, Digital+ y Cuatro-- que ha impuesto el consorcio de bancos a los que Prisa debe 4.850 millones para evitar el embargo de sus bienes y firmar el acuerdo definitivo para la refinanciación, hasta mayo 2013, tanto de su préstamo sindicado como del crédito puente.

Dos días antes, en la sede del diario El Mundo se celebró la junta general de accionistas de Unidad Editorial donde se aprobaron las cuentas de 2009, las peores de su historia.

Tan negativas son las cifras --de los más de 1.000 millones de euros que debe, Unidad Editorial es incapaz ni siquiera de asumir el pago de los intereses de esa cantidad--, que las cuentas se están manteniendo ocultas, ya que no cotiza en Bolsa (El Mundo es propiedad del grupo italiano RCS que sí cotiza en Milán pero que tampoco da detalles concretos de la marcha de Unidad Editorial salvo que "su situación es preocupante")


"Las hemos solicitado", comentan a Periodista Digital desde el comité de empresa, "pero se niegan a dárnoslas aunque están obligados por convenio. El año pasado tardaron cuatro meses en pasárnoslas".

Y aunque legalmente Unidad Editorial está obligada a depositar las cuentas en el Registro Mercantil, tampoco lo ha hecho o lo hará en un futuro cercano ya que prefiere ser sancionada económicamente por el retraso que dar a conocer la dramática situación financiera que atraviesa.

"LAS EMPRESAS PERIODÍSTICAS RECIBEN SIEMPRE TRATO DE FAVOR DE LOS BANCOS"

"Siempre hemos puesto de relieve el apoyo que las entidades de crédito nos han prestado, y el acto de hoy [por jueves 22 abril 2010], una vez más, así lo explicita", señalaba un eufórico Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa, tras la firma del acuerdo de refinanciación con HSBC, Santander, Banesto, Caja Madrid, La Caixa, BNP Paribas y Natixis.

Y es que las oportunidades y facilidades que la banca ha dado al mayor grupo de comunicación en español y portugués del mundo difícilmente las hubieran conseguido cualquier otra empresa de otro sector.

Como por ejemplo, los plazos. En el contrato con Liberty, una cláusula adicional señala que el acuerdo quedará invalidado a instancias de Liberty si Prisa no recibe, antes del 15 marzo 2010, del agente de su crédito sindicado, una comunicación en virtud de la cual cada uno de los miembros del mismo da su visto bueno a la restructuración de su deuda acordada con dicho agente".

Ese plazo fue ampliado dos veces, la última hasta el lunes 19 abril 2010, cuando tampoco se alcanzó el acuerdo, que finalmente fue firmado cuatro días después (el crédito puente había sido refinanciado el 22 de febrero hasta 2013, por lo que restaba el sindicado que aparece específicamente separado en el balance del Grupo).

"Los medios de comunicación y los partidos políticos siempre han gozado de un trato de favor de los bancos", comenta un analista financiero. "Las exigencias económicas se mezclan con intereses políticos y los bancos harán todo lo posible para evitar ejecutar un embargo a una empresa periodística grande. Cuesta imaginarse a un camión de mudanza entrando en la redacción de El País o de El Mundo para llevarse la mesa de la sala de reuniones o el sillón del despacho del director, como en cambio hacen a diario con otras empresas morosas".

Seguir la información en el siguiente enlace:

http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2010/04/26/prisa-liberty-el-pais-unidad-editorial-el-mundo-deuda-cuentas-anuales-situacion-dramatica.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario