viernes, 16 de abril de 2010

Las consecuencias para la salud de la nube de cenizas en el aire 'respirable'

MADRID.- Al caos aéreo que las cenizas del volcán del glaciar Eyjafjajokull de Islandia han ocasionado en 16 aeropuertos europeos, se suma también la preocupación de algunos expertos por sus posibles efectos nocivos sobre la salud de los ciudadanos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud está evaluando su posible peligrosidad.

"Desconocemos cuál puede ser el riesgo. Según unas directrices del 2005, algunas de las partículas que contienen las cenizas de un volcán son peligrosas y pueden afectar a los pulmones", ha explicado en rueda de prensa Daniel Epstein, portavoz de la institución.

"Sabemos que son potencialmente nocivas pero debemos analizar la situación con mayor profundidad", ha aclarado Epstein, quien añade que, de momento, las cenizas se encuentran muy altas en la atmosfera, por lo que aún no deben temerse consecuencias nocivas.

En este sentido, Cristina Martínez, coordinadora del área de Medio Ambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), ha advertido que si la nube de ceniza procedente de la erupción del volcán desciende hasta el aire respirable, "puede dar problemas importantes" para la salud, especialmente en aquellos que sufren asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
Seguir la información en el siguiente enlace:
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/04/16/medicina/1271420295.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario