jueves, 29 de abril de 2010

Detectan una tercera fuga en la plataforma hundida en el Golfo de México

Jueves 29/04/2010. Actualizado 09:16h

  • El pozo está arrojando cerca de 9540.500 litros de petróleo al día
  • Este miércoles la Guardia Costera comenzó a quemar parte de la mancha

La guardia costera estadounidense ha dectetado una tercera fuga en la plataforma petrolera hundida en el Golfo de México, por lo que se calcula que diariamente se vierten al mar casi 666 toneladas de crudo, casi cinco veces más de lo que se había estimado hasta ahora, informó hoy la cadena televisiva CNN.

Previamente, la contralmirante Mary Landry, de la guardia costera estadounidense, había informado que la mancha de petróleo llegará el viernes a la costa de Luisiana si se mantienen las actuales condiciones meteorológicas.

Un equipo de expertos de la compañía petrolera británica BP, arrendadora de la plataforma, había comenzado el miércoles a quemar una pequeña parte de la mancha de petróleo.

El desastre ecológico se desató el jueves de la semana pasada, cuando la plataforma petrolera se hundió tras una explosión. Hasta la noche del miércoles se calculaba que diariamente se vierten al mar 140 toneladas de crudo. La plataforma yace a una profundidad de 1.500 metros.

El desastre ha unido a la industria del turismo, los pescadores y ecologistas estadounidenses, que piden que el gobierno se prepare para la llegada del crudo a la costa, que se encuentra a 32 kilómetros de zonas ecológicamente sensibles y de las granjas de ostras.

El petróleo vertido ya ha creado mancha de petróleo y crudo emulsionado ligeramente mayor que el estado de Virginia Occidental, que BP, dueña de la plataforma, y la Guardia Costera luchan por contener antes de que llegue a tierra.

"No descansaremos hasta que hayamos hecho todo lo posible para que esté bajo control", dijo Andrew Gowers, jefe de relaciones institucionales de BP.

El accidente frente a la costa de Luisiana es el peor desastre de este tipo desde el 2001, cuando una plataforma operada por Petrobras mar adentro de la costa brasileña explotó y causó la muerte a 11 trabajadores.

Hasta ahora el incidente no es comparable con el desastre del Exxon Valdez, en el que se derramaron unos 50 millones de litros de petróleo en la bahía Príncipe Guillermo de Alaska cuando la nave encalló en 1989.

El pozo está arrojando cerca de 9540.500 litros de petróleo al día al océano, según estimaciones de la Guardia Costera.

Fuente:

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/29/ciencia/1272525302.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario