miércoles, 31 de marzo de 2010

Ufología. Entrevista a Alfred Lambremont Webre, “padre” de la exopolítica: “Ha habido contactos con civilizaciones extraterrestres”

Más Allá de la ciencia
¿Existen civilizaciones extraterrestres inteligentes? ¿Los gobiernos de la Tierra han tenido contacto con ellas? MÁS ALLÁ habla con el “padre” de la exopolítica, Alfred Lambremont Webre, que nos desvela las claves de los presuntos encuentros entre seres humanos y alienígenas y cuál es el futuro de esos contactos.

Alfred Lambremont Webre¿Es posible que la vida se desarrolle en otros planetas? El abogado y futurista Alfred Lambremont Webre cree que sí. Incluso, se atreve a afirmar que los gobiernos mantienen desde hace años una estrecha relación con estas sociedades extraterrestres en su libro Exopolítica: la política, el gobierno y la ley del Universo (Ediciones Vesica Piscis). MÁS ALLÁ ha hablado con él.

–¿Cuándo nace el concepto de exopolítica? ¿A qué objetivos responde?
–La exopolítica se desarrolló a partir de los años setenta a raíz de mi trabajo en Nueva York (EE.UU.). Justamente fue en esa época cuando empecé a leer libros acerca de los extraterrestres y publiqué el primero sobre este tema en 1973. Luego, en 1977, comencé un estudio de ciencia alienígena para la Casa Blanca. Pero a los seis meses el Pentágono decidió paralizar el proyecto debido a que habíamos descubierto que mantenía contactos con civilizaciones alienígenas avanzadas que poseían herramientas sofisticadas de guerra. A principios de 1999 escribí el libro Exopolítica, que dio origen al actual modelo, el anverso de la ciencia del siglo XX. Según esta, vivimos en un mundo en el que la inteligencia termina donde lo hace la órbita de la Tierra. El paradigma exopolítico defiende que residimos en un Universo poblado y civilizado.

–¿Qué importancia dan los gobiernos a la exopolítica? En su libro afirma que el resto de civilizaciones extraterrestres inteligentes han mantenido a la Tierra en un período de cuarentena. ¿A qué es debido ese aislamiento intergaláctico?
–Nosotros estamos en la infancia de la exopolítica, y la cuarentena es una hipótesis. En el año 4500 a.C. un fragmento del comenta Vela entró en nuestro sistema solar, dañó seriamente a nuestro planeta hermano Marte y destruyó la civilización más avanzada de la Tierra, la Atlántida. Esta catástrofe hizo que el ser humano tuviera que empezar desde cero y que fuera mantenido al margen de las decisiones que se tomaban en el Gobierno del Universo. En los posteriores 11.500 años hemos estado en un período de renovación para poder acceder a esta sociedad universal. Otra de las opciones que se barajan y que explican este aislamiento es que haya habido una especie de guerra civil en la galaxia, o unas rebeliones que hayan provocado un nuevo Génesis.

–¿Qué es y cómo funciona el Gobierno del Universo?
–Es un gobierno a nivel universal que rige a todas las civilizaciones que existen. Su primera directiva es no interferir en el desarrollo de las sociedades de cada planeta porque entonces destruirían sus culturas. Por ello, el fenómeno OVNI, que empezó en 1947, es un fenómeno de adaptación y no de invasión. Y es que pretende acostumbrar a los habitantes de la Tierra a su presencia y no imponerla. Los humanos empiezan a darse cuenta de que hay algo más allá.

Desclasificación ovni



–¿Qué piensa sobre la desclasificación OVNI?
–La desclasificación que han llevado a cabo países como México, Brasil, Francia, Reino Unido, Dinamarca y Suecia se reduce a hacer públicos algunos documentos sobre el tema sin contextualizarlos ni dar la información necesaria para interpretarlos correctamente. Sin embargo, en ellos no divulgan o exponen los diferentes contactos que han mantenido con extraterrestres y la colonización humana que se ha realizado en Marte. Por eso, veo este movimiento con escepticismo, y lo considero una guerra psicológica.

–Según usted, ¿qué objetivos tendría que perseguir la desclasificación?
–Nosotros tenemos dos propósitos: divulgar la existencia de vida extraterrestre inteligente y conseguir el apoyo de los gobiernos del mundo para demostrarlo. Pretendemos mantener reuniones con los presidentes de las naciones y pedirles que hagan públicos los documentos que prueban la presencia de civilizaciones alienígenas.

–¿Cree que el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, desclasificará los expedientes OVNI de su país?
–El presidente Obama es una persona muy compleja, según expone La biografía no autorizada de Barack Obama. Poca gente conoce que ha sido entrenado para su actual cargo desde 1980. Seguramente ya tiene conocimiento de la existencia de civilizaciones extraterrestres, aunque no se posicione al respecto. Cuando le preguntaron sobre este tema, él dijo: “Yo creo en la vida en la Tierra. Hay muchas necesidades que cubrir aquí. Después de solucionar eso, ya veremos”.

–¿Sabe si ha existido algún contacto entre extraterrestres y humanos?
–Tenemos alguna prueba. En 1980 salieron a la luz los documentos que demostraban que se había mantenido contacto con civilizaciones extraterrestres. Ha habido varios encuentros, sobre todo entre los habitantes de Marte y los de la Tierra. Estas relaciones han sido el primer paso hacia la comunicación con el resto del Universo.

¿Qué nos ocultan?



Alfred Lambremont Webre–¿Por qué los gobiernos ocultan a la sociedad la información relativa a los ovnis?
–En febrero de 2008 se dio a conocer que la oficina de Inteligencia Naval estadounidense había empezado a mantener conversaciones secretas con diferentes diplomáticos de la ONU para informarles sobre la realidad extraterrestre. La imagen que dieron de los alienígenas fue terrorífica. Pero no todas las civilizaciones extraterrestres son agresivas. Por ejemplo, la marciana es una sociedad pacífica. Hay un documento que demuestra que en 1954 el 34º presidente de EE.UU., Dwight D. Eisenhower, se reunió con seres venidos de otros planetas. Estos le pidieron que diera la orden de parar los experimentos nucleares que se estaban llevando a cabo porque producían daños al medio ambiente y a las dimensiones en las que ellos vivían. Eisenhower se negó a abortar los ensayos porque la economía de su país se basa en la guerra permanente.

–¿Qué cree usted que pasaría si de repente los gobiernos reconocieran la existencia de civilizaciones extraterrestres inteligentes? ¿Cómo reaccionaría la gente?
–Una encuesta realizada en 2002 demuestra que el 85% de los adultos dice que si su gobierno les dijera que existen los alienígenas se lo creerían. Y el 75% afirma que los gobiernos están ocultando información. En la actualidad hemos sido testigos de varios ciclos solares y el mayor número de erupciones en el Sol se producirá entre 2012 y 2013. Todas las grandes guerras y revoluciones sociales ocurren durante estos máximos solares. Por eso ahora tenemos tanto interés en este tipo de cosas galácticas y ha empezado un período de concienciación general de la población. Todo indica que entre 2011 y 2016 surgirá una conciencia cósmica universal.

–¿Realmente ha habido casos de abducciones? ¿Cree que estos han contribuido a desprestigiar el fenómeno OVNI?
–Sí ha habido varios casos de abducción y de contactos con extraterrestres, tal y como demuestran los documentos del Gobierno estadounidense. Han hecho intercambios con ellos y han permitido las abducciones. En 1971 varios miembros de la CIA mantuvieron un encuentro con tres astronautas marcianos en la base de New Jersey (EE. UU.). Los habitantes de Marte son nuestros primos, y están 150 años más avanzados que nosotros. Son una raza ética. Existen unos corredores de teletransportación secretos entre la Tierra y Marte, y ya se han hecho dos viajes al Planeta Rojo para colonizarlo. Pero el Gobierno de EE.UU. quiere ocultar su existencia. En 1953 la CIA decretó que había que ridiculizar cualquier mención sobre la vida extraterrestre en los medios de comunicación. Es un régimen que se ha mantenido hasta hoy.

Vida extraterrestre


Una presunta cabeza sobre la superficie de Marte.–¿Cuántas civilizaciones extraterrestres inteligentes existen?
–Básicamente existen dos cases de civilizaciones alienígenas inteligentes: las éticas o pacifistas y las no éticas o bélicas. Asimismo, también se sabe que hay civilizaciones ultraterrestres, que viven en dimensiones o universos paralelos a los nuestros. Tienen un alto grado de evolución y son llamados cuerpos de luz.

–¿La vida en la Tierra, la especie humana, podría ser un experimento extraterrestre?
–Hemos probado que el ADN no existe solo en la Tierra, sino que está presente también en Marte. Tal vez ha sido repartido por los guardianes del ADN, en un proceso de creación descentralizada. La evolución de los planetas es como el desarrollo de un jardín. Estamos en un estado de desorden después del trauma que ocurrió en 9500 a.C.

–Usted habla de la existencia de vida en Marte. ¿Qué hay del resto de los planetas de nuestro sistema solar y de otros? ¿Podrían estar habitados?
–Solo en nuestra galaxia hay entre 200.000 y 400.000 millones de estrellas. Y la vida puede estar en muchas dimensiones. Así que posiblemente sí.

–¿Cómo se imagina usted a los seres alienígenas?
–Hay muchos espacios diferentes en esta galaxia. Parece que predomina el tipo humano, pero también existen otros, como los reptoides o los insectoides.

–¿Cree que la humanidad está preparada para entablar comunicación con otras civilizaciones extraterrestres?
–No estamos evolucionando éticamente. Prueba de ello es el uso de las armas nucleares desde la II Guerra Mundial. De momento, no creo que estemos preparados. Sin embargo, se avecina un gran cambio.

El vaticano cree en la vida extraterrestre: La Iglesia celebra su primera conferencia sobre astrobiología



José Gabriel FunesEl pasado mes de noviembre la Academia Pontificia de las Ciencias del Vaticano celebró su primera conferencia sobre astrobiología. En ella participaron prominentes científicos y líderes religiosos con la intención de poner de acuerdo ciencia y religión ante la posibilidad de que la vida pueda existir de muchas formas fuera de los límites de la Tierra. La Iglesia empieza a aceptar esta cuestión como una realidad. El director del Observatorio Vaticano, José Gabriel Funes, promotor de esta iniciativa, asegura que no existe un conflicto entre la creencia en Dios y la convicción de que hay civilizaciones extraterrestres. “En mi opinión es muy importante que la Iglesia se involucre en esta disciplina, la astrobiología, al menos siguiendo los principales resultados reconocidos por la comunidad científica”, afirma Funes. Y es que el también consejero científico del papa Benedicto XVI señala que “las cuestiones sobre los orígenes de la vida y de su existencia en otros lugares del Universo son muy interesantes y merecen gran atención, además de presentar implicaciones filosóficas y teológicas”. Y añade: “El encuentro del hombre con los seres extraterrestres sería como lo que le ocurrió con el descubrimiento de América, es decir, un encuentro entre culturas y civilizaciones distintas. Si lográramos hallar vida fuera de la Tierra, esto nos podría ayudar a comprender mejor cómo se ha formado y desarrollado la vida en nuestro planeta”. Asimismo, el profesor Jonathan Lunine, del Departamento de Física de la Universidad romana de Tor Vergata, señala que “la astrobiología no es otra cosa que el estudio de las relaciones de la vida con el resto del Cosmos, y abarca desde el origen de la vida y sus antecedentes hasta su evolución. Aunque no existen pruebas que sostengan de forma irrevocable su existencia fuera de nuestro planeta, es plausible que las haya muy pronto”. Por su parte, uno de los destacados astrónomos que ha participado en este encuentro multidisciplinar, Chris Impey, de la Universidad de Tucson (Arizona, EE.UU.), está convencido de que dentro de pocos años se realizarán los primeros descubrimientos de vida extraterrestre. “Si la biología no es una exclusividad de la Tierra o si llegamos a entrar en contacto con especies inteligentes en la inmensidad del espacio, las implicaciones para el ser humano serán muy profundas. La metodología y los argumentos pueden diferir, pero la ciencia y la religión consideran la vida un logro especial en un vasto y en su mayor parte inhóspito Universo. Hay un terreno fértil para el diálogo entre estas dos perspectivas”, expone Impey.

La astrónoma Athena Cousteins, del Observatorio de París-Meudon LESIA/CNRS (Francia), señala que el satélite Europa, del sistema de Júpiter, contiene grandes cantidades de agua líquida bajo su superficie y que dentro de este océano puede haber vida. Además, apunta que los satélites Titán y Encelado, del sistema de Saturno, poseen unas características muy similares a la Tierra. “Titán tiene una densa atmósfera de nitrógeno con un 2% de metano y este se comporta de igual manera que lo hace el agua en nuestro planeta. También tiene ciclos climáticos y metereológicos similares y su morfología presenta lagos, mares, valles amplios, dunas y montañas. Por su parte, Encelado es una pequeña luna que expulsa grandes cantidades de agua y sustancias orgánicas al espacio”, sugiere Cousteins, que no descarta que en este último se den las condiciones apropiadas para el desarrollo de algunos organismos vivos. Estas afirmaciones se corresponden con las del jesuita argentino José Funes, que sostiene que existen 350 estrellas que tienen planetas que giran a su alrededor, entre los que podría haber uno o más semejantes a la Tierra. Y es que, según el religioso, “creer en Dios y en la existencia de vida extraterrestre no es incompatible”.

La exopolítica es el estudio de la interacción entre las posibles civilizaciones extraterrestres y la civilización humana. En palabras de Alfred Webre, “la exopolítica es una ciencia social como puede ser la Antropología, pero en vez de estudiar a los humanos investiga la relación de estos con otras civilizaciones que pueden existir. La ciencia dice que hay diferentes dimensiones y universos paralelos al nuestro, que pueden estar en una hiperdimensión".

Alfred Webre es futurista y lideró un estudio sobre la comunicación con civilizaciones
extraterrestres para el Gobierno del presidente estadounidense Jimmy Carter en 1977. Actualmente, es el director internacional del Instituto para la Cooperación en el Espacio (ICIS) y trabaja estrechamente con Andrew Basiago para promover la libre información y mostrar las pruebas que demuestran la existencia de vida en Marte. Asimismo, es autor del libro “Exopolítica: el gobierno, la política y la ley en el Universo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario